3 Cosas que Gana una Startup en una Aceleradora por @JoserPaz

    José R Paz - Blogger en TodoStartupsCreo que la pregunta más importante que deben formularse los miembros fundadores de una Startup consiste en identificar los tres componentes clave del triángulo problema-solución-cliente.

    Si al momento de iniciar la experiencia de incubación o aceleración visualizan sólo uno de los tres componentes, la respuesta al título que encabeza este post es: ganaremos muy poco. Si han identificado dos de los tres vértices, las probabilidades de éxito mejoran.

    Si la propuesta de valor se basa en los tres componentes clave, la Startup esta  lista para iniciar el primer experimento de validación de la propuesta de valor: cualitativo, pero de gran importancia para el desarrollo del futuro producto o servicio.

    En términos de los recursos que nos brinda un proceso de incubación o aceleración, nos gustaría mencionarlos en tres etapas:

    1. En la fase inicial:

    De definición y fortalecimiento de la propuesta de valor, es más común el apoyo de mentores: profesionales con experiencia gerencial multifuncional, y de emprendedores con experiencia previa como fundadores o directivos de Startups.

    2. Una vez formulada la propuesta de valor, ampliamos su contenido incluyendo el resto de los componentes del modelo de negocio o canvas:

    A partir de este momento, comienza el reto de acelerar el producto. Es en esta fase cuando mejor aprovechamos los recursos más valiosos de una aceleradora: su network relacional que nos da acceso a clientes y usuarios potenciales, a una red de inversores y, de ser necesario, a coaching -en áreas críticas para el desarrollo del nuevo producto o servicio- conocimiento que puede ser requerido por el equipo directivo inicial.

    3. El proceso de aceleración nos permite además evaluar nuestras necesidades de capital humano, así como las oportunidades de alianzas estratégicas que suplan las necesidades de recursos clave de la naciente empresa.

    Todas estas experiencias preceden la elaboración de un plan de negocio, que sirve de soporte al pitch que se presenta a inversores potenciales, con el fin de solicitar los fondos de inversión de capital requerido para el escalamiento del modelo negocio, una vez validado en el mercado local.

    Iniciar un proceso de aceleración con una idea de negocio, basada en sólo uno de los tres componentes del eje problema-solución-cliente, conlleva un riesgo innecesario lo cual, en la mayoría de los casos, desperdiciará una oportunidad muy valiosa para acortar el ciclo de desarrollo de tu producto o servicio.

    No hay comentarios