3 lecciones por las que una Startup es como criar un hijo por @daniGarciausa

    Dani Garcia - Blogger en TodoStartupsSacrificas mucho de tu vida para mejorar la suya, te sientes orgulloso de sus logros, eres protector con él/ella, te preocupas por su futuro, te desesperas con él/ella, te hace estar despierto toda la noche, le ayudas para que se vaya dando forma en la vida profesional y personal… Criar un hijo es totalmente igual que estar plenamente integrado en una startup con la que comulgas (o que la hayas fundado tú): Es tú bebé.

    Estoy seguro que es la analogía más simple que se puede hacer para que un equipo haga crecer una startup; simple y motivadora porque no hay nada cómo cuidar y ver crecer a tú “bebé”.

    Es probablemente la llave del éxito del equipo de Floqq; para nosotros Floqq es como nuestro chaval, para unos es más hijo porque son los fundadores, otros somos ese tío o primo muy cercano.

    Y este niño (y cualquier otro niño) deja unas lecciones bastante valiosas. Si eres ya padre/madre te vas a concienciar mejor de lo que es estar en una startup, y si no lo eres y trabajas en una startup, ya estarás más preparado para ser padre/madre:

    1. Para aprender hay que tropezar: 

    Aprender fallando es lo más normal del mundo, de hecho te hace más fuerte. Cuando el niño se ha caído dos veces de la cama mientras dormía, sabes que tienes que ponerle una valla.

    2. Crecer significa coger las oportunidades: 

    Aprovechar o crear las oportunidades no se traduce en estar un 100% seguro de esa decisión, pero nunca existe el 100%. Cuando el chaval le ofrecen una beca para estudiar en el extranjero, como padre, aunque no estés bien de dinero, haces el esfuerzo para que el chico aproveche esa buena oportunidad.

    3. Dedicación completa:

    Estar una startup significa sacrificar un poco del “mi”, requiere prácticamente 24/7. Un bebé no puede dejarse en la cuna porque tienes “otros trabajos que hacer”, incluso cuando haces otras cosas como divertirte cuando está a cargo de esos tíos o primos de confianza, tienes la mente en él.

    No hay comentarios