5 Consejos para reducir gastos en tu empresa

5 Consejos para reducir gastos en tu empresaCada día que pasa la mayoría de PYMES españolas se ven obligadas a afrontar la realidad: su mercado se contrae. Aumentar las ventas es cada vez más difícil y la competencia sigue bajando sus precios. La única forma de mejorar nuestros resultados pasa por reducir costes. La pregunta es: ¿por dónde empiezo?

Una primera opción es la de externalizar esta decisión.

Hay empresas especializadas en el desarrollo de planes de reducción de costes en pequeñas y medianas empresas, gracias a las cuales, contactando con ellos podrás recibir un plan de ahorro personalizado que podrás aplicar para tu empresa. Además de estas soluciones profesionales, hay una serie de trucos que toda empresa debería tener en cuenta a la hora de afrontar una reducción de gastos.

5 Claves a tener en cuenta en una reducción de gastos

1. Apúntate al “hazlo tú mismo”

¿Te has parado a pensar en cuántos de los servicios que externalizas podrías asumir directamente? Hoy en día, gracias a las nuevas tecnologías tenemos la posibilidad de asumir de manera interna multitud de tareas. Estos son algunos servicios que puedes asumir directamente, junto con la aplicación que te puede ayudar a hacerlo:

  • Compra de vuelos: puedes hacerlo incluso a través de tu teléfono móvil gracias a la reserva de habitaciones, incluso puedes hacer reservas de última hora ahorrando con aplicaciones como Blink.
  • Desarrollo web: con algunos conocimientos de informática puedes montar tu propia página web gracias a la plataforma de código abierto WordPress: compra tu plantilla, configúrala y empieza a cargar tus contenidos.

2. Renegocia con tus proveedores:

Seguramente seguirán siendo muchos los servicios que tengas que externalizar. ¿Hace cuánto que no intentas renegociar tus tarifas? Puedes concretar una reunión con tus proveedores para intentar reducir tus costes. Estos son algunos trucos que te podrán ayudar en el proceso:

  • Argumentos objetivos: apóyate en argumentos coherentes que justifiquen tu necesidad de reducir costes. Puede ser la pérdida de un mercado, bajadas de ventas, necesidad de ofrecer precios más bajos a tus clientes.
  • Facilita los servicios de tu proveedor: seguramente hay algo que puedes hacer para evitar que tu proveedor tenga que invertir tantos recursos en ti. A veces puede bastar con utilizar una comunicación más efectiva, con un interlocutor único y plantillas de comunicación que reduzcan el tiempo de procesado de nuestro pedido.
  • Promete un futuro mejor: puedes ofrecer a tu proveedor la posibilidad de recuperar las antiguas tarifas una vez que se supere la crisis y tus ventas vuelvan a su cauce, o garantizarle que su bajada de tarifas aumentará tus ventas y terminará provocando un mayor volumen de pedidos hacia tu proveedor.

3. Usa Social Media como forma de ahorro

Las redes sociales pueden ser de mucha utilidad a la hora de recortar costes. Con ellas podemos llegar a suplir servicios que encarecen nuestra actividad:

  • Atención al cliente: podemos habilitar un mostrador de atención al cliente a través de Twitter, Facebook o foros de consulta. Con estos medios podremos ser más ágiles y ahorrar tiempo a la hora de resolver incidencias.
  • Estudios de mercado: gracias a las redes sociales podemos crear pequeñas encuestas de opinión para conocer en tiempo real que piensan nuestros consumidores de las novedades que vamos a lanzar.
  • Selección de personal: recurriendo a LinkedIN podremos llevar a cabo nuestras selecciones de personal sin necesidad de intermediarios, con posibilidad de publicar ofertas y de acceder a los currículums de los aspirantes.

4 . Paga más gastando menos

Puedes mejorar las condiciones de tus trabajadores sin necesidad de aplicarles una subida salarial. No todo es dinero, estos son algunos de los incentivos no monetarios que puedes ofrecerles:

  • Jornadas de teletrabajo: el trabajo desde casa suele ser muy apreciado por los trabajadores. Puedes ofrecerles un día de teletrabajo a la semana y conseguirás que aumente su motivación y su compromiso con la empresa.
  • Formación continua: ofrece cursos de formación a tus trabajadores. Los trabajadores sentirán que te preocupas por su futuro y tú conseguirás mejorar sus conocimientos técnicos y su rendimiento. Recuerda que hay multitud de cursos gratuitos o subvecionados.

5. Empieza de nuevo

¿Crees que no hay nada en tu empresa en lo que puedas recortar?

Piensa que a veces, por costumbre, damos por seguros e imprescindibles algunos costes o servicios que quizás no sean tan necesarios. Intenta olvidar todo lo aprendido y vuelve a construir tu empresa desde el principio. Pregúntate con cada proceso y con cada gasto ¿es esto realmente necesario? ¿podría hacerse de otra forma más económica?

¿Te preguntas cómo ahorrar dinero en tu empresa? ¿Te gustaría reducir costes y no sabes cómo? ¿Te gustaría aumentar tus beneficios pero no consigues aumentar las ventas? Si tu coche se estropea llamas al taller, cuando tienes una duda legal llamas a tu abogado, si te duele la cabeza vas al médico… entonces, ¿porque no llamas a tu Negoziador cuando quieres reducir costes?

No hay comentarios