5 Formas de solucionar los problemas de salud en la oficina por @MejorarNegocio

    Jorge Tres Juncos - Blogger en TodoStartupsMantener el cuerpo y la mente sana no debe ser nunca un problema, especialmente cuando estamos trabajando. Muchas personas que trabajan prácticamente durante todo el día en una oficina no se preocupan por su salud … Y luego llegan las quejas y los problemas: los dolores de espalda, problemas cervicales, dolores en las muñecas, problemas de circulación… La lista podría ser infinita.

    La salud es algo que está en la mano de cada uno. Cada individuo es responsable de mantenerse sano y adquirir hábitos saludables. Para ello, primero hay que conocerlos y ese es precisamente el problema: muchas personas no saben cómo cuidar de su salud en la oficina. Ahí van algunos consejos a tener siempre en cuenta:

    1. Utilizar una silla ergonómica:

    Estar sentado en una silla adecuada es muy importante. Las sillas ergonómicas se adaptan a tu cuerpo y te permiten adaptarlas a este. Las sillas ergonómicas se caracterizan por ofrecen un apoyo lumbar, contar con reposabrazos, un material acolchado y ser regulables. Claro que usar una silla adecuada no sirve de nada si la postura que adoptamos no lo es.

    Los pies deben tocar al suelo y los brazos deben formar un ángulo de 90º mientras se está utilizando el teclado. La espalda y las piernas deben formar también un ángulo recto y la pantalla del ordenador debe situarse unos centímetros por debajo de los ojos. Puedes encontrar muchas sillas para oficina ergonómicas en este enlace.

    2. Tomarse descansos:

    Es recomendable levantarse de la silla cada media hora más o menos, aunque sólo sea para ir a buscar un vaso de agua y así estirar las piernas y poco. También puedes realizar sencillos ejercicios de muñecas y de manos para desentumecerlas.

    3. Controlar la temperatura:

    Este puede ser un tema complicado, ya que no todo el mundo tiene el mismo concepto de lo que es “demasiado calor” o “demasiado frío”. Intenta mantener tu lugar de trabajo a una temperatura agradable, y si surgen problemas por división de opiniones sobre lo fuerte que debería estar el aire acondicionado o la calefacción, utiliza prendas que te puedas ir quitando y poniendo según lo que necesites y recurre a bebidas calientes o frías.

    4. Cuidar de los ojos:

    La vista se cansa mucho cuando estamos trabajando mucho rato con un ordenador, así que si te empiezan a picar los ojos, tómate un pequeño descanso de la pantalla del ordenador. No hace falta que dejes de trabajar; simplemente busca otras tareas que no requieran que estés con los ojos pegados a la pantalla.

    5. Aprender a relajarse:

    Cada cual tiene su forma de descansar, así que no hay una fórmula mágica. No dejes que el trabajo te supere; piensa únicamente en lo que tienes que hacer hoy y focaliza todos tus esfuerzos en eso, sin pensar en lo que te espera mañana.

    La salud es importante y hay que aprender a conservarla. Sigue estos consejos y descubrirás cómo puede cambiar tu vida laboral. ¿Añadirías algo más? ¡Déjanos tu comentario!

    No hay comentarios