5 Reglas para ponerle nombre a una Startup

    Rosaura Manes - Blogger en TodoStartupsAunque siempre parece que ponerle nombre a una startup puede ser una cuestión de buscar un nombre llamativo, fácil de recordar y que tenga gancho, no siempre es cuestión sencilla y lo peor de que funcione. Hoy te propongo que tomes en consideración algunas reglas que debes considerar a la hora de buscar nombre para tu startup.

    Hace poco tuve la oportunidad de asistir a un congreso con dos grandes gurús en lo que a creación de empresas se refiere y tras varias horas de conferencia tuve claro que es posible que cumpliendo con cinco sencillas reglas para denominar nuestra nueva empresa nuestro objetivo llegue a buen puerto:

    1. No estamos poniéndole nombre a una startup, le estamos poniendo nombre a una marca:

    El mayor error que podemos tener al poner nombre a nuestra startup puede suceder en el comienzo mismo.

    Si ya tienes un nombre en mente, aunque tu primer instinto sea comprobar si el dominio está cogido para sino realizar su compra rápidamente, probablemente esto sea lo último que debas hacer. Lo más probable es que no va a estar disponible, y es entonces cuando las palabras alternativas arbitrarias y letras adicionales comienzan a suceder para muchos empresarios.

    Una estrategia mucho mejor es pensar en el nombre de la marca en el contexto del mundo real, no entre otras startups o como una URL. Debes ver el nombre desde todos los ángulos posibles, hacer una lista de adjetivos y de las cualidades humanas que deseas emular.

    Un claro ejemplo de esto último es la web Implantesdentalesmedicos.com en donde según me comentaba uno de sus promotores la intención era la especialización dentro de un nicho del sector dental, pero resaltando las cualidades del sector de la salud y la medicina con su propia imagen de marca.

    2. Hay que dar una primera impresión muy buena:

    Su nombre debe crear una primera impresión en positivo, intrigante y clara. Piense en su nombre como su signo. Se puede o bien dirigir el tráfico hacia usted simplemente usando una estrategia en positivo o alejarlo si su signo da sensación de negatividad. Su lista de posibles nombres debe encajar dentro de su posicionamiento de marca, sea único, y sea fácil de leer. Aquí es donde las faltas de ortografía intencionales adicionales podrían ser un obstáculo significativo.

    3. No cree obstáculos conceptuales o técnicos:

    En pocas palabras: No necesita una gran idea para su nombre, necesita un nombre para su gran idea. Si usted tiene que explicar constantemente el significado o la pronunciación de su nombre a las personas, especialmente a las personas a las que trata de vender, eso desde luego que puede ser un gran obstáculo. De ninguna manera el nombre de tu startup debe generar desconexión de lo que se pretende lograr con su marca.

    4. Cuando sea necesario, sea descriptivo:

    Descriptivo no quiere decir aburrido, sobre todo si su nombre de marca coincide con su nicho o con el campo técnico de su startup. Otra gran razón para evitar ir corriendo a comprar el dominio que tenías en mente es que quizás sea mejor una palabra sencilla pero descriptiva para definir tu negocio y tu imagen de marca, en vez de ese nombre o palabra inventada que suena tan bien.

    5. Si no está roto, no lo arregles:

    Digamos que usted ya tiene un nombre de inicio, pero un cambio en el enfoque de su empresa surge y siente que el nombre debe cambiar. Esto es en última instancia una cuestión de criterio, pero si su nombre actual de empresa no está vinculado a un producto individual, y su identidad y los valores de marca en general no han cambiado , su nombre actual puede que esté más que bien y lo mejor de todo quizás sea una garantía para tus clientes.

    Poner nombre a una startup es difícil. No es una ciencia exacta, y no hay una guía perfecta de instrucciones con la que trabajar en los inicios. Si usted pasa cierto tiempo al principio pensando en lo que quiere que su empresa haga, en quién será su cliente objetivo, y analizando los nombres de sus competidores, posiblemente esté en el camino correcto.

    Cuando ya tenga sus candidatos a nombre de marca finales, sólo asegúrese de buscar en Google y comprobar lo que ocurre en los resultados obtenidos. Siempre aparecerá algo que le suene muy parecido a lo que usted se ha marcado como objetivo y que seguramente le hará dudar.

    No hay comentarios