6 motivos por los que tu Proyecto no gustará a Inversores por @JavierCidGil

    foto javier cidLa carencia de financiación bancaria que venimos sufriendo desde hace algunos años ya, unida a la proliferación de incubadoras y aceleradoras de proyectos por toda España ha puesto de moda la figura de los Business Angels.

    A pesar de que los Business Angels han existido siempre como inversores privados, el gran boom ha venido de la creación de redes de inversores y entidades que ponen en contacto a éstos con los promotores de proyectos empresariales.

    No hay entidad regional o local de apoyo a emprendedores, agencia de desarrollo u organismo institucional que renuncie a tener su propia red de Business Angels. Hasta parece que el que no cuenta con una red propia no es nadie en este campo. El propio término anglosajón aporta una gran dosis de “glamour” a la que nadie se resiste.

    El problema es que se está perdiendo el foco principal y es que NO todos los proyectos empresariales, sean viables o no, son aptos para este tipo de inversores.

    Casi todos los emprendedores con un proyecto mínimamente viable quieren acceder a presentarlo en foros de inversión y luego sienten la frustración de que el esfuerzo no ha valido para nada, pues no consiguen llevarse ni siquiera una tarjeta de un inversor. Entonces se preguntan ¿por qué no les interesa mi proyecto a los inversores?

    Éstas son algunas de las causas:

    1. Proyectos repetidos:

    Muchos proyectos copian modelos e ideas de otros que ya han conseguido financiación y aunque puede haber sitio en el mercado para varios ¿por qué poner dinero en un proyecto que ya va retrasado frente a la competencia?

    2. Proyectos poco escalables: 

    La palabra mágica, “escalabilidad”. No todo proyecto con potencial de crecer es escalable. Lo importante es que el coste de conseguir clientes disminuya tanto en cada adquisición que llegue un momento en que conseguirlos sea casi gratis.

    3. Emprendedores sin experiencia en el sector:

    Han tenido trabajos variados, tienen mucha voluntad y serán magníficos profesionales, pero no conocen a nadie en el sector y les va a costar el doble llegar a tener buenos contactos.

    4. Inversiones sin salida para el inversor:

    ¿Quién compra la participación?, un fondo de capital riesgo, un competidor, un cliente que quiere integrarse verticalmente…si esto no está claro nadie va a querer entrar

    5. Emprendedores sabelotodo:

    No admiten que hay cosas que no saben, no se dejan asesorar y tienen siempre respuesta para todo. Esto yo diría que es el primer freno a la inversión. A los inversores también les gusta ayudar y asesorar.

    6. Proyectos demasiado verdes: 

    Es culpa de la excesiva presión por conseguir financiación. Se presentan a los inversores antes de tiempo, sin hitos reseñables alcanzados, especialmente los relacionados con las ventas.

    Está claro que hay excepciones, proyectos que consiguen levantar fondos aún no cumpliendo algunos de estos criterios, pero los emprendedores deben entender que el mundo de la financiación tiene sus propias reglas, su propia competencia (otros proyectos) y su momento adecuado para cada tipo de financiación.

    No hay comentarios