7 Consejos para administrar mejor tu dinero por @Germanovb

    German Fernandez - Blogger en TodoStartupsLa gestión de una manera inteligente del dinero es algo mucho más sencillo que tener conocimientos de matemáticas financieras. Es algo tan simple como gastar menos de lo que gana, o Ahorrar e Invertir durante tiempos largos para aprovechar el efecto del Interés Compuesto. Esto lo digo siempre en mi seminario de Educación Financiera Personal “Financial Fitness”, Pequeños ahorros a Largo Plazo hacen que lleguemos ricos cuando seamos viejos. Y es completamente cierto.

    Los números y pensar en ellos a largo plazo en muchas ocasiones nos asusta. Acaban formando obstáculos psicológicos y emocionales que impiden que la mayoría de la gente llegue a alcanzar sus sueños como pueden ser ahorrar para pagar la entrada de una casa o reducir la hipoteca mínimo un 20%, ahorrar para los hijos o para la jubilación. Pues estas cosas no son exclusivas de los ricos.

    No voy a echar por tierra a las entidades financieras, pero hay algo evidente y es que nos han metido en la cabeza e inculcado el miedo financiero, para que no saquemos partido a nuestro dinero. Nadie da duros a peseta, eso esta claro, pero porque si se puede conseguir 4 pesetas nos conformamos con 2 pesetas. La respuesta es clara, nos faltan muchos conocimientos y cultura financiera. Esto provoca que nos hayamos acostumbrado y resignado a aceptar las migajas que nos dan por nuestro ahorro. Pues no tiene por qué ser así si somos capaces de dejar de lado esos miedos que rodean nuestros ahorros. Considerad esta lista mental como un botón de reinicio en nuestra psique financiera.

    1. No hay atajos ni técnicas secretas para generar riqueza:

    Los fundamentos de la construcción de la riqueza han sido bien documentados desde hace siglos. Es muy importante saber las cosas básicas del ahorro. Si quieres puedes estudiarlo en los múltiples blogs y paginas que hay, o puedes acudir a alguno de mis seminarios o pidir directamente ayuda a un profesional independiente que te ayude a planificarte.

    Como dice el informe de ADICAE sobre Educación Financiera, un 73% de la población no tiene los conocimientos suficientes para tomar las decisiones correctas en temas de su economía personal. Por lo tanto no debemos buscar atajos y métodos mágicos para hacernos ricos, pero tampoco resignarnos con lo que nos suelen ofrecer. Hay que centrarse para empezar en las cosas más simples que ya hacían nuestros padres y abuelos, como la de no gastar más dinero de lo que se gana, planificar con  tiempo los gastos que sabemos que vendrán, ahorrar por obligación o  prepararse  una lista de objetivos.

    2. La felicidad viene de la gestión de las expectativas:

    Nunca encontraremos la satisfacción por trabajar más duro para comprar una cosa concreta, porque siempre hay una cosa que se desea más que esa. Escapar de la trampa es simple: aprende a ser feliz con lo que tienes. Después podrás escribir en un papel que objetivo te haría feliz y cuando te haría feliz cumplirlo. Eso te ayudara a darle prioridad y esforzarte para conseguirlo de manera realista. No cometas el error de querer cosas que requieren un esfuerzo superior al que estas dispuesto a realizar.

    3. Puede conseguir lo que quiera, pero no todo lo que quiera:

    Es muy importante recortar los gastos con cabeza en las cosas que no tienen importancia real para nosotros para que podamos gastar en las cosas que si lo hacen o incluso ahorrar esa diferencia. Por ejemplo, ¿Quien necesita un Smartphone de ultimisima generación que nos obliga a contratar una tarifa de 70€ durante dos años? Si realmente lo necesitas y lo deseas compratelo, o ahorra para ello. Lo conseguirás por menos de la mitad de lo que pagaras al final, y en menos tiempo de lo que te esperas. Pero no cometas el error de endeudarte por tener algo ya, por no esperar. Ahorrando esa tarifa tendrías cumplido tu sueño en menos de un año.

    4. Automatiza tu ahorro: 

    Cuando hablamos de ahorrar e invertir, nosotros somos nuestro peor enemigo. Siempre tendremos una excusa perfecta para no ahorrar.  Así que lo mejor es quitarnos de la ecuación. Automaticemos nuestros ahorros como si fuera un pago obligatorio a nosotros mismo. Las ventajas son muchas si vemos el ahorro como un gasto más mensual: se ahorrará tiempo y molestias, generará altos beneficios y sobre todo que estaremos menos dispuestos a gastar impulsivamente nuestros  ahorros en cosas que solo aportan satisfacción a corto plazo. En muchas ocasiones somos nuestro peor enemigo.

    5. Lo perfecto es enemigo de lo bueno: 

    Con demasiada frecuencia dejamos de hacer cosas a tiempo porque estamos esperando la forma absoluta, perfecta e infalible para invertir o ahorrar. Mientras tanto dejamos que pase el tiempo y no ganamos ni hacemos nada en su lugar. Pero esto se cura actuando siempre y adaptándonos a todas las opciones mejores que se nos presenten. Una acción buena siempre es mejor que no hacer nada. De todos modos como digo a mis alumnos, no hay opciones ni productos financieros perfectos. No existen… pero si diseñar una estrategia perfecta que impulse nuestra economía personal.

    6. No ponga excusas:

    No culpemos al presidente del gobierno, a nuestra pareja o a nuestros socios de negocios de nuestra propia situación financiera. Las circunstancias concretas pueden no ser del todo por nuestra culpa, pero si son nuestra responsabilidad. Debemos tener todo preparado al máximo y planeado para que no nos pille el toro. Y si nos pilla, poder levantarnos lo antes posible. No poner excusas y prepararnos nos permitirá actuar con agilidad.

    7. Nadie se preocupa más por su dinero que usted:

    Así que no esperemos a que alguien nos diga cómo ahorrar, o invertir, o reducir nuestras deudas . Si tenemos las agallas y el cerebro para hacer funcionar nuestro propio negocio, o criar a nuestros hijos o o realizar cualquier otra actividad, hagamos lo mismo con nuestro dinero. No esperemos a que el cajero de la ventanilla de nuestro banco nos diga cual es la mejor manera de sacarle partido a nuestro dinero, porque nunca lo harán. No es su negocio. Es nuestro dinero y debemos preocuparnos en sacarle el ,máximo partido. Si sabemos lo que hacemos, genial. Si no lo tenemos claro pide ayuda a algun asesor independiente.

    No hay comentarios