7 Razones para NO Emprender y sólo una para hacerlo por @Esther_Roche

    En España se crean miles de negocios al día. ¿Por qué no el tuyo? Hay muchas y buenas razones para emprender tu propio negocio, – seguro que puedes pensar unas cuantas – pero también hay razones que no deberían ser las que te lleven a iniciar ese camino. Aquí te detallo siete:

    NO EMPRENDAS SI QUIERES HACERTE RICO EN DOS DÍAS: JUEGA EUROMILLONES.

    Habrás encontrado mucha documentación, sobre todo por internet y algunos libros, que tratan el tema de hacerte rico en una semana si “te lo montas bien”. No los he probado, pero si las pautas que ofrecen son reales, ¿cómo es que no se corre la voz? Cierto que hay unos cuantos que han dado en el clavo con una idea genial (Mark Zuckerberg – Facebook; Larry Page y Sergey Brin – Google; Juan Roig o Amancio Ortega – Mercadona e Inditex respectivamente) pero detrás de esa idea hay mucho trabajo y esfuerzo (bueno, quizá no tanto en el caso de Facebook y Google!).

    De modo que no esperes tener grandes beneficios hasta bien entrado el tercer año, si te va bien, trabajas las horas necesarias y, muy importante, eres capaz de administrar y gestionar tu empresa adecuadamente. Aun haciendo todo bien, la gran mayoría de emprendedores no se hace rico, lo que se dice “rico”.  🙁   Si ese es tu objetivo, juega a la lotería o “hazte un Dioni”.

    NO EMPRENDAS SI ESTÁS HARTO DE TU TRABAJO COMO ASALARIADO: NO ES SUFICIENTE QUERER DESPEDIR A TU JEFE. 

    Cuando un trabajo por cuenta ajena es aburrido, o demasiado exigente, o no te llevas bien con compañeros/jefes, etc., se convierte en algo sumamente desmotivador que te puede llevar a cometer errores. ¿Cuántas veces has escuchado a alguien que conoces que no aguanta ser un asalariado y que le gustaría ser su propio jefe? Una cosa es ser tu propio jefe para no tener a nadie que te diga lo que tienes que hacer, ni cuándo, y otra es ser emprendedor.

    Emprender no es un camino de rosas, ni siquiera de margaritas (sin intención de desmerecerlas). Y aunque tu jefe sea un cardo, has de pensártelo muy bien antes de despedirle.

    NO EMPRENDAS SI NO PUEDES SUPERAR TUS MIEDOS: QUÉDATE EN TU PEQUEÑA PARCELA DEL MUNDO.

    El miedo es una emoción que surgió en la evolución del ser humano para una de dos cosas: paralizarte o hacerte huir. Así no se puede emprender. Si no vas a ser capaz de superar tus miedos y las limitaciones que, casi siempre, te pones tú mismo, evita emprender y busca un trabajo acorde con tus habilidades. Cuando se emprende, lo más lejano es la seguridad. La incertidumbre y el riesgo acompañan al emprendedor desde que se levanta hasta que se acuesta. Si no estás dispuesto a sacar tus armas para hacer frente a tus temores, es mejor que no salgas de tu zona de confort.

    NO EMPRENDAS SI NO ERES DISCIPLINADO Y ORGANIZADO: EN LUGAR DE UN NEGOCIO, CREARÁS UN CAOS.

    Ser emprendedor requiere, como mínimo, creatividad, esfuerzo, tenacidad, capacidad de creer en uno mismo, de superar obstáculos, de dejar atrás los temores, de organización y disciplina. Mucha disciplina. Ese jefe que acabas de despedir ya no estará revoloteando a tu alrededor para decirte con la mirada lo que tienes que hacer o que dejes de hacer viajes a la máquina de café o que tienes una deadline que cumplir antes del jueves o antes de las 5pm.

    Ahora tienes que trabajar para ti, has de organizar tus propios horarios, planificarte con la máxima precisión posible, para optimizar tu rendimiento, y has de crear nuevos hábitos. Es lo que tiene. Ahora llega el lunes y piensas “ayyyn, que horror. Si pudiera quedarme en casita hoy…”. Sin embargo, sientes que tienes la obligación, es como si la empresa que te paga tirase de ti para que llegues hasta tu puesto de trabajo. ¿Tirarás de ti mismo cuando seas tu propio jefe?

    NO EMPRENDAS SI TE RINDES FÁCILMENTE: TENDRÁS QUE CONTRATAR DE NUEVO A TU ANTIGUO JEFE.   😮

    Más del 50% de las empresas fracasan durante el primer año, el 80% en los cinco primeros años y el 90% antes de los diez. Si antes tenías dudas, ¿tienes ahora menos?  🙂  Estas cifras hacen a uno reflexionar (espero) sobre si merece la pena todo el esfuerzo de emprender, siendo la probabilidad de éxito es tan baja. Tampoco así. Si es tan baja es precisamente porque el 100% de esas empresas no han leído antes este artículo. No, en serio.

    En realidad hay algo de cierto en eso, y es que el ratio tan elevado es debido precisamente a que muchas, muchísimas veces, se emprende por las razones equivocadas como las que estamos describiendo. No se analizan bien los recursos, las amenazas, las herramientas con las que uno cuenta… Si no estás preparado interiormente para emprender, es posible que te rindas antes de tiempo…  🙁  Es imprescindible ser consciente de que emprender puede ser sumamente frustrante a veces y que hay que estar listo, sacar los recursos necesarios para capear cientos de situaciones que te pondrán a prueba. Esto es clave para no tener que volver a contratar a tu jefe.

    NO EMPRENDAS SI LO QUE QUIERES ES TRABAJAR MENOS HORAS: HAZTE REPARTIDOR DE PIZZA.

    Si esta es una de las razones por las que deseas ser emprendedor, más te vale que vayas olvidándote de emprender o preparándote para el fracaso. Al contrario: al principio sobre todo, y si quieres que la cosa funcione, tendrás que echar más horas que un reloj de pared. Ten en cuenta que ahora eres el jefe de atención al cliente, de operaciones, de producción, marketing, administración, recursos humanos, desarrollo, sistemas, tecnología, community management… lo cual significa que desearás (o deberías) que el día tenga 240 horas para poder dar abasto. Si esto te pone los pelos de punta, siempre te queda Pizza Bella.

    NO EMPRENDAS SI LO QUE QUIERES ES TENER UN HORARIO FLEXIBLE: AVÓN TODAVÍA EXISTE.

    Teniendo en cuenta el punto anterior, y que la media de horas de trabajo que un emprendedor dedica al principio de su proyecto es de entre 70 y 80 horas a la semana, es decir, unas 14 a 16 al día, y tomando una media de 6 horas de sueño diarias, todavía te quedan entre dos y cuatro horas de flexibilidad.  😉

    Una vez tu negocio sea un éxito, que lo será con toda seguridad al cabo de unos cuantos años, gozarás de unos horarios tan flexibles como le sea posible a tu empresa, pero hazte a la idea de que la flexibilidad durante los primeros años será más bien una quimera… Para flexibilidad horaria, hazte distribuidor de cosmética.

    EMPRENDE SI ES LO QUE DESEAS CON TODA TU ALMA: NUNCA FRACASARÁS.

    Este artículo no trata de desanimar a aquellos que verdaderamente desean emprender. Pretendo únicamente darte una visión más realista, aunque sea en un tono desenfadado, de lo que significaría ser emprendedor, así como indicar las razones por las cuales uno NO debería emprender (a no ser que esté forrado y no le importe lo que ocurra con ese emprendimiento).

    Si te animas a entrar en el mundo del emprendimiento, has de hacerlo con los ojos muy abiertos, consciente de sus pros y sus contras, pero sobre todo de tus propias capacidades y recursos. Esto aumentará tus opciones de tener éxito. La mayoría de los emprendedores que conozco aman apasionadamente y disfrutan lo que hacen y ni siquiera se les pasa por la cabeza ser asalariados.

    La verdadera cuestión no es ser o no ser (emprendedor), sino en caso de desearlo, saber exactamente cuáles son los valores que te mueven, tus fortalezas y áreas de mejora y tus recursos. Una vez conozcas todos estos aspectos de ti mismo, te será mucho más sencillo identificar qué es lo que verdaderamente quieres hacer con tu vida profesional. El Coaching es una extraordinaria herramienta para que descubras esos aspectos en menos tiempo y con más acierto y seguridad.

    Mi trabajo es acompañarte para que puedas hacer visible tu labor profesional. Aunque principalmente me dirijo a Coaches y profesionales del desarrollo humano, la técnica que utilizo es válida para toda persona que comienza en el mundo virtual y quiere hacerlo bien desde el principio. Mi misión, que te resulte más fácil y corto el camino para que consigas clientes a través de internet. Que te ahorres mucho tiempo y esfuerzo, que ya he invertido yo para poderte poner las cosas mucho más fáciles, poniendo mi combinación única (coaching, marketing, etc.) de conocimientos y experiencia a tu servicio.\r\nSoy Coach y Formadora, la única y primera coach de España que se ha especializado en este sentido que acabo de describirte y que ha desarrollado un programa específico para este fin, totalmente adaptable a cada persona. Soy autodidacta y mis resultados avalan mi experiencia. Por ejemplo, decenas de clientes que han llegado hasta mí a través de mi web y de mi labor personal de marketing online.\r\nEn la era de la tecnología es imprescindible tener visibilidad en la red. Hay miles de posibles clientes en internet que te están buscando y no te encuentran. ¡Tú puedes ser quien les ayude a hacerlo!\r\nSobra decir que mi línea de Coaching se centra en ti como persona y que sería una equivocación basar tu negocio en el mundo virtual, pero sí es importante que consideres su gran importancia si quieres conseguir más clientes. Yo ya cometí ese error y aprendí de ello. Y es por ese motivo que hoy tú puedes beneficiarte de mis errores porque no habría aprendido ni una cuarta parte de lo que te voy a enseñar.

    No hay comentarios