Amazon presenta Fire, su smartphone y … con tecnología 3D

    Amazon Fire - El primer telefono de Amazon

    Por fin ha salido al mercado, y costará 650 dólares. Es el smartphone de Amazon, Fire, que incorpora tecnología 3D en su pantalla que será capaz de interpretar las miradas de sus usuarios.

    Otra de las novedades que incluye es la herramienta Firefly, que permite identificar y conseguir información de objetos, música e incluso vídeos. El dispositivo tiene una pantalla de 4,7 pulgadas IPS LDC HD, con tecnología Gorilla Glass 3 y dispondrá de un marco de goma que se convierte así en el sello distintivo de este smartphone, que se une a las tablets ya instauradas en Amazon.

    La compañía ha decidido instalar un procesador modelo Qualcomm a este smartphone, en concreto uno de cuatro núcleos a 2,2 Ghz, y contará con una memoria RAM de 2GB. Ahora bien, la cámara será la que haga las delicias de los usuarios, ya que tiene 13 megapíxeles y cuenta con estabilizador de imagen óptico.

    Es precisamente este aspecto en el que Amazon se ha centrado a la hora de publicitar su nuevo dispositivo, y aseguran que el teléfono conseguirá unas imágenes de gran calidad en cualquier ambiente y entorno lumínico. Asimismo, ha añadido la posibilidad de que sus usuarios puedan disponer de espacio ilimitado en la nube para almacenar sus fotografías o vídeos.

    Su principal novedad, la tecnología 3D, será también su punto fuerte, ya que a través de las dos cámaras ubicadas en la parte frontal del teléfono inteligente, Fire puede captar los ojos de los usuarios y adaptar los contenidos a la dirección de la mirada, para que así el usuario tenga una sensación de perspectiva 3D dinámica, que va cambiando conforme se van moviendo los ojos.

    En cuanto a la nueva herramienta Firefly, los usuarios podrán utilizarla para captar o escanear un código de barras para así poder solicitar un producto o reconocer una canción o una serie para posteriormente comprarla en Amazon.

    Del mismo modo, este dispositivo, a través de Firefly, ofrecerá datos de entradas de Wikipedia sobre un cuadro o alguna de las capturas realizadas por el usuario, pudiendo así dar información de lo que se fotografíe. En concreto, desde la compañía aseguran que se podrán reconocer 100 millones de elementos distintos.

    El problema es el precio, que es más elevado de lo que se creía en un principio y que llega a los 650 dólares en el caso de adquirirlo libre, aunque se podría conseguir vinculado a una teleoperadora, en cuyo caso sería más barato y estaría entre los 200 y 300 euros.

    Eso sí, los europeos y españoles todavía tendrán que esperar para disfrutar de Fire, ya que saldrá al mercado el próximo 25 de julio pero sólo en Estados Unidos.

    No hay comentarios