Ámsterdam da el “Sí quiero” al alquiler vacacional por @Alterkeys_es

    Chema Gonzalez - Blogger en TodoStartupsLa ciudad de Ámsterdam vuelve a ponerse a la cabeza en la defensa del ciudadano velando por el interés general de éste, a pesar de las críticas y presiones del poderoso lobby hotelero.

    Pionera en la toma de decisiones controvertidas , la capital del Reino de Orange ha tomado parte en esta batalla abierta en EE.UU. respecto al alquiler vacacional de alojamientos privados, estableciendo un marco jurídico que ayude a arrojar luz al creciente problema.

    La capital holandesa, consciente del positivo impacto social y económico que produce el alquiler de apartamentos vacacionales, da un paso adelante y escucha a sus ciudadanos. Es por esto que ha adaptado la normativa vigente a las necesidades reales, ayudando así a mejorar la economía de sus habitantes.

    Al contrario que la Ciudad de Nueva York, en plena batalla contra plataformas de alquiler de hogares, la Ciudad de Ámsterdam ha aprobado una ley por la que permite al arrendatario alquilar su hogar durante su ausencia. Este hecho supone un gran paso en el sector de alquiler de viviendas propias, negocio que favorece notablemente al crecimiento del turismo en todo país.

    Las reglas establecidas por parte del Gobierno holandés sirven para garantizar que el alquiler se realiza de forma segura, sencilla y honesta. Aquí os dejamos un pequeño resumen que contiene las reglas para las personas que quieran alquilar sus hogares. Podéis consultar todas las dudas posibles en este comunicado de la web de la ciudad de Ámsterdam:

    1. Consentimiento del propietario:

    Sólo en el caso de ser el propietario de la vivienda o contar con el beneplácito del mismo, se podrá alquilar la misma.

    2. Alquiler ocasional:

    El arrendador podrá alquilar su hogar tan sólo de forma ocasional. De ser alquilada a terceros durante más de 2 meses, se considera beneficio comercial, lo que no está permitido.

    3. Ocupante principal:

    Únicamente el principal ocupante de una vivienda, ya sea propietario o arrendatario, puede alquilar el inmueble. Para ser considerado como tal ha de haberse previamente registrado en la Base de Datos Municipal de Registros Personales.

    4. Impuesto de turismo:

    Al igual que cualquier proveedor de alojamientos, el arrendador del inmueble tendrá que pagar la tasa de turismo correspondiente.

    5. Incendios:

    El hogar deberá estar provisto de todo lo reglamentariamente necesario relativo a incendios para garantizar la seguridad del inquilino.

    6. Sin molestias:

    Si los inquilinos causan ruidos o molestias a los vecinos, el arrendador podrá tener problemas legales ya que la ley le hace responsable de lo que suceda en la vivienda durante su alquiler.

    Desde Londres, Madrid y Valencia, queremos confirmar nuestra postura a favor de la transparencia y la legalidad; medidas como la ratificada hace unos días por la Ciudad de Ámsterdam nos acercan un pasito más a un modelo económico transparente basado en el respeto y la eficiencia social de forma sostenible en el tiempo, hecho que posibilita el crecimiento del turismo en particular y la prosperidad económica en general.

    Con esta medida se demuestra que satisfacer las necesidades del viajero actual y “ser legales” son realidades que pueden y deben ir de la mano. Ámsterdam apuesta por el camino que les llevará al siglo XXI y confiemos que gracias a esta medida, el resto de ciudades y países europeos se sumen en la adopción de una legislación favorable para el interés común y la libertad ciudadana, ajustándose a las necesidades de una nueva era.

    No hay comentarios