Ángeles de los Negocios: Programa “Para todos La 2” de TVE 2 por @IvanBedia

    Ivan BediaEl 28 de Noviembre el programa de TVE2 “Para todos La 2” dedicó un monográfico a la figura de los Business Angels. Esta figura, cuya denominación se remonta a los años dorados de Broadway y al nombre que recibieron los inversores de los grandes musicales de aquella época, se presenta como una figura de “salvación” para muchas empresas.

    Los actuales business angels no surgen de la noche a la mañana, sino que necesitan de una preparación y un desarrollo “del olfato” necesario para detectar aquellos proyectos en los que debe invertir su capital.

    Existen centros especializados, como la escuela para business angels que BusinessInFact, plataforma de captación y selección de proyectos emprendedores que suponen una verdadera oportunidad de inversión, ha creado y en la que se imparten cursos que intentan transmitir las claves del éxito para estos inversores.

    Según Algel Cavada, Director de Inversiones de BusinessInFact, lo que necesita realmente un inversor en su preparación es “aprender a seleccionar el proyecto. Seleccionarlo correctamente, entender cómo debe proteger su inversión, como debe negociarlo, y como definir una estrategia dentro de eso. Esto le genera una confianza y le permite saber que dentro de los proyectos que escoge tiene una probabilidad de éxito”.

    El perfil actual de los business angels coincide con profesionales, ejecutivos, emprendedores de éxito…, que tienen un capital privado y aprenden a invertirlo para desarrollar nuevos negocios.

    Los proyectos emprendedores que acuden a este tipo de inversores suelen estar relacionados con las nuevas tecnologías e Internet. Deben ser proyectos que presenten unas claras ventajas competitivas y que sean sostenibles.

    El riesgo de las inversiones no se resume al fracaso de la empresa sino también que no tenga la escalabilidad necesaria para que el inversor salga con un verdadero beneficio, afirma Cavada. Los inversores llaman a este tipo de proyectos los “muertos vivientes”: ha invertido un dinero en unos proyectos que no le aportan nada y que tampoco puede recuperar. Sin embargo, cuando un proyecto sale bien, el inversor puede llegar a recuperar hasta 4 o 5 veces el dinero invertido, lo cual le permite compensar los fracasos que tiene.

    Un inversor no invierte en una idea, invierte en un equipo que es capaz de realizarla porque esa misma idea es copiable, lo que no se puede copiar es la capacidad y la profesionalidad del equipo.

    La relación del Business Angel con los emprendedores que lideran el proyecto es bastante fluida, depende en gran medida de la experiencia y las necesidades del equipo emprendedor.

    El inversor forma parte de la sociedad, de la empresa, es un socio más y tiene los mismos derechos y atribuciones que cualquier otro socio. No suelen ser mayoritarios, por ejemplo en el caso de la red de inversores de BusinessInFact, suelen funcionar por co-inversión: hay 3, 4 o 5 inversores que invierten su capital en un mismo proyecto, incluyéndose BusinessInFact como inversor privado en alguna de las operaciones.

    La forma más natural y efectiva con la que puede financiarse un emprendedor es con la participación de un business angel porque, en estos casos, el emprendedor no tiene que avalar ni que aportar garantías más allá que las del propio proyecto, sus intereses están totalmente alineados con los del inversor, no hay intereses contrapuestos: si el inversor obtiene una rentabilidad importante, el emprendedor con su participación también tendrá una rentabilidad importante. Además nadie se va a meter en su gestión, se tienen una confianza absoluta en la capacidad del emprendedor.

    Iván Bedia, Presidente del Consejo Asesor de BusinessInFact, hace un balance de las distintas opciones de inversión que tiene una persona con capital y cuál de ellas puede resultar más rentable. Lo que BusinessInFact ofrece a su red de inversores es el acceso a proyectos, a startups, que pueden multiplicar su inversión en un corto periodo de tiempo de entre 3 y 5 años.

    Entre el Emprendedor y el Inversor suele haber una gran diferencia sobre todo en el lenguaje. Si bien el emprendedor suele ser una persona joven con conocimientos en el ámbito tecnológico, que lo maneja con soltura, que está acostumbrado a conceptos de marketing, de métrica, etc., el inversor no suele entender estos conceptos. E igualmente el emprendedor está alejado de los conceptos que, tradicionalmente, un inversor maneja o conoce. Una de las labores de BusinessInFact es tratar de acercar esos dos mundos y permitir que ambos entiendan el lenguaje y el roll del otro para que entre ellos se puedan entender.

    BusinessInFact se dirige a un target de inversores profesionales, inversores en starups y, de manera más extensiva a los pequeños ahorradores que, tras la formación que se le ofrece, se convierten en inversores capaces de reactivar el tejido empresarial en España.

    Según Erick Remedios, Director de Negociosde BusinessInFact, el perfil profesional y personal más habitual entre los business angel es muy variado: ingenieros, abogados, etc., con pequeños capitales que buscan en BIF proyectos que ya han sido filtrados y se encuentran en condiciones óptimas de ser participados en pequeñas cantidades. Estas pequeñas cantidades rondan entre los 20.000 y 30.000 euros por inversor que, al unirse a otros inversores en las fases tempranas de los proyectos llegan a alcanzar rondas de unos 100.000 euros.

    “En una startup lo que busca el inversor no es tanto el dividendo anual a lo largo del tiempo, esa sostenibilidad, como el “exit”, la salida. Lo que busca el inversor en una startup es ese crecimiento exponencial, ese motor de crecimiento que haga que una inversión inicial, una semilla, se transforme rápidamente en un capital mayor que pueda reportarle la rentabilidad buscada”. Afirma Iván Bedia.

    También podemos distinguir actualmente dos tipos de emprendedores: el emprendedor nato, el que lo deja todo por un sueño, incluso abandona su trabajo para poder dedicarse a su negocio; y el emprendedor por necesidad que, debido a la situación de crisis actual, surgen con la necesidad de buscar autoempleo que le permita salir de la situación de necesidad en la que está.

    Desde el punto de vista de los proyectos, ha habido una evolución. Al principio se buscaban proyectos que estuvieran en una fase semilla, muy inicial y, con el tiempo, la propia red de inversores de BIF demanda proyectos o ideas de negocio que estén testadas en el mercado, que hayan sido probadas, que esté funcionando, facturando… Ese tipo de proyectos son los que hoy en día más nos llegan y más filtramos, afirma Iván. De los 600 proyectos que nos pueden llegar al año, se presentan a ronda de inversión unos 25. El resto no es que se desechen, es que necesitan un mayor análisis, un trabajo que tienen que hacer y para el que le ofrecemos nuestro panel de asesores que apoyan al emprendedor para que desarrolle de manera correcta su camino desde la idea de negocio hasta la empresa real.

    El emprendedor es la persona que lleva en el día a día la gestión del negocio, y no debe verse interferido en ese día a día por el business angel. Y el papel del business angel no es solo el de inversor sino que debe aportar algo más que capital: su experiencia, sus contactos, su know how pero manteniéndose a cierta distancia sabiendo cuándo puede intervenir, teniendo en cuenta que no puede desmotivar al emprendedor. Por esta razón BusinessInFact ofrece esa formación a los business angel para que conozcan y sepan cuál es su papel, su roll, en el desarrollo del proyecto.

    Iván Bedia Garcia
    Ingeniero Industrial MBA. Inició sus estudios Superiores de Ingeniería Industrial en Sevilla y realizó la especialidad en Electrónica y Automática Industrial en Madrid, ciudad en la que también realizó un MBA en la IE Business School. Fue Ingeniero en Renault desarrollando labores de Documentación Técnica y posteriormente trabajó para la Dirección de Marketing de la multinacional. En 2007 fundó junto con el Grupo Sabena la empresa GAM Technics, un centro de mantenimiento de aviones ATR en Centroamérica del que fue el Director General. Dos años más tarde fundó GCOMPS, un centro de reparación y overhaul de componentes dinámicos de helicópteros en Madrid, y a partir de entonces dirigió el Departamento Técnico de la consultora familiar San Juan Ingenieros. En el año 2012 fundó BusinessInFact (www.businessinfact.com) junto a otros inversores, plataforma desde la que se han impulsado una docena de startups hasta la fecha.

    No hay comentarios