Así deberían ser las Administraciones Públicas por @JoseRuizPardo

    Éxito Emprendedor, Emprendedores, motivación, StartupsLeo, que a partir de la semana que viene se pone en marcha el tercer plan de pago a proveedores. Pequeñas y medianas empresas a los que la Administración les debe facturas, podrán empezar a cobrarlas dentro de unos días.

    Un plan que ya fue muy bien acogido la primera vez que se puso en marca hace unos años. Lo cual lleva a confirmar que hay algo que no funciona bien.

    Estos planes de pago a proveedores están muy bien para que las administraciones se pongan al día con las empresas a las que les debe y no podían pagarles, pero no habrán servido de nada si a partir de ahora que se han puesto al día siguen acumulando deudas.

    Hace tiempo que el crédito no fluye, y para colmo la Administración es la primera que no paga y eso no puede ser. El otro día hablaba con un amigo, pequeño empresario, que se quejaba de que un ayuntamiento usaba el hecho de que fuese a cobrar en unos días las facturas atrasadas, para tratar de alargar el cobro de trabajos que le estaba haciendo ahora. Eso no puede ser.

    Las Administraciones Públicas son las primeras que deberían dar ejemplo, pagando puntualmente y antes que las privadas. Conozco quienes trabajaban para Organismos Públicos solo porque a cambio obtenían otro tipo de beneficios, porque lo que es cobrar, tarde y mal. También conozco a Administraciones Públicas que al contratar determinados servicios te decían, si tienes que cobrar un poco más hazlo para compensar lo que vamos a tardar en pagarte. Esto no son rumores, no es lo que se dice, no, esto es la realidad.

    Así que ¡muy bien por el plan de pago a proveedores!, pero ahora que se van a poner al día con sus proveedores, hace falta algo más. Hace falta empezar a hacer las cosas bien. No se le puede exigir al empresario por un lado que adelante sus impuestos, cobrándole recargo si no lo hace y por otro incentivarle que le venda a la administración más caro, para compensar que va a cobrar tarde y mal.

    Eso se tiene que terminar, y solo hay una forma de hacerlo. Hacer que los organismos y empresas públicos sean los que mejor pagan. Haciendo que las empresas se den tortas por vender a la Administración y no al revés como ocurre ahora. Así, en lugar de vender más caro a lo público para compensar el retraso, conseguirán mejores precios y redundará en una mejor gestión de nuestros impuestos.

    ¿Cómo se le va a exigir a las empresas privadas que hagan cosas que las administraciones públicas ni si quiera son capaces de imaginar? Así nos va.

    No hay comentarios