Así habla tu cliente, así debes hablarle tú por @JoseRuizPardo

    Éxito Emprendedor, Emprendedores, motivación, StartupsEl 20 de marzo, hace tan solo unos días, fue el Día Mundial de la Felicidad. En las redes sociales, muchas personas decían, medio en broma medio en serio, que era el Día Mundial de Coca-Cola. Otro de los beneficios de alinear tu marca con valores propios de personas, que de pronto te salen Días Internacionales.

    Bromas aparte, está claro que ninguna Pyme tiene el poder de implantación de marca que tiene la multinacional americana. La misma que fue capaz de volver colorado al propio Papa Noel. Pero el menor presupuesto no significa que una marca no tenga que tener personalidad.

    Precisamente si no tiene valores, hablaremos de nombre, hablaremos de imagen, de formas, pero no podremos hablar de marca. Ese término está reservado para todo lo anterior y sus valores.

    Los valores son propios de personas y, precisamente por eso, la marca debe tenerlos. ¿Qué son nuestros clientes? Personas. Y lo que mejor sabemos hacer las personas es comunicarnos con otras. Darle a tu marca valores propios de los seres humanos, es un primer paso para acercarte a ellos. Para hablar en su propio lenguaje.

    No cabe duda alguna de que es mucho más efectivo que el propio cliente nos elija. El llamado marketing de atracción. Para conseguir este objetivo es absolutamente imprescindible acercarse a él. Nuestro target se sintió atraído por su pareja porque, de alguna manera, ambos se acercaron.

    Por eso, para que nos elija, tenemos que estar a su lado y comunicarnos como lo hace él. Los clientes, las personas, no recordamos imágenes tal cual. Nuestro cerebro no tiene una cámara de fotos. Pero sí que recordamos cómo nos sentimos en determinados momentos. Siguiendo con el ejemplo, nos sentimos atraídos, nos enamoramos de alguien, porque nos hace sentir bien.

    Luego si queremos que sea el cliente quien nos elija, para atraerlo y que se quede, tendremos, necesariamente, que hacerle sentir bien. Porque así es como funcionamos. Porque así, conseguiremos que la marca hable de tú a tú con quienes están llamados a comprarnos.

    Seas una multinacional como Coca-Cola o seas la Panadería de la esquina, para vender y fidelizar necesitas hacer sentir bien al cliente. Necesitas hacerle vivir buenas experiencias y que estas sean coherentes con los valores de la marca.

    Es lo que muchos llaman Experiencia de Compra. Término inexacto. Porque hay que hacer vivir experiencias antes, durante y después de la compra. Otros hablan de Experiencia de Cliente. También inadecuado. Porque no hay mejor forma de transmitir algo, que comunicar lo que uno vive. Luego no es solo el cliente quien tiene que vivir experiencias. También lo es el emprendedor, el empresario y absolutamente toda la plantilla.

    Por eso me parece más adecuado decir que el cliente debe vivir una Experiencia Corporativa. Porque afecta a todos y cada uno de los miembros de la empresa. Entendiendo como tal una corporación (grande o pequeña) del siglo XXI. Una que tiene como centro al cliente, pues ellos son la razón de su existencia.
    Si quieres empezar a atraer, empieza a preocuparte por lo que siente quien tiene que comprarte.

    No hay comentarios