Call-To-Action: ¿Qué es y para qué sirve? por @SarbacanSoft

    Sarbacan - Blogger en TodoStartupsRecibimos cantidades ingentes de mailings promocionales al día; algunos los hemos solicitado, otros no sabemos ni por qué nos llegan. Sin embargo, si hay algo que destaca en todas las buenas newsletters, es un botón grande, llamativo y bien ubicado en el correo, que nos incita a realizar una determinada acción.

    Efectivamente, ese tipo de botones son los llamados call-to-action, una ‘llamada a la acción’, cuya única pretensión es incitar al destinatario a que haga clic sobre él. Suelen incluir la inscripción ‘Compra’, ‘Participa’, ‘Descarga’… y son la parte fundamental de una newsletter.

    La calidad del diseño del call-to-action y de la promesa que implica es lo que más influye en la tasa de clics

    Tan importante resulta este botón que el destinatario debe verlo nada más abrir el correo electrónico y, por encima de todo, tiene que quedar bien claro qué va a suceder tras presionarlo.

    ¿Y qué hay detrás del call-to-action?

    Tras clicar se abrirá una nueva pestaña en el navegador llamada landing page o página de destino. Esta web es la escogida por el remitente del emailing y también hay que pensar mucho en ella: si la intención del que envía el mensaje es que compremos pues lo más lógico es que la página de destino sea la de sus productos y/o tarifas.

    Ejemplo de buen call-to-action

    Ejemplo de buen call-to-action. El botón está en texto para ser visible sin las imágenes cargadas.
    Eso sí, la landing debe ser clara y concisa. Debe verse de un simple vistazo la propuesta, sin necesidad de hacer scroll ni de investigar demasiado. También es recomendable no abusar de los enlaces, para no distraer al lector y que se centre única y exclusivamente en el objetivo fijado en el call-to-action.

    Y es que hacer un emailing parece fácil, rápido y sencillo, pero en estos pequeños detalles es donde se marca la diferencia entre el éxito y el fracaso.

    No hay comentarios