China invierte para resolver el problema de la contaminación por @MejorarNegocio

    Jorge Tres Juncos - Blogger en TodoStartupsEl gobierno chino y la ciudad de Beijing han propuesto una inversión de 760 millones de yuanes (90 millones de euros) para resolver el problema de la contaminación en 2017.

    ¿Será suficiente dinero? Sí, ya que el objetivo no tendrá que colocarse únicamente en el monto de la inversión sino que se centrará principalmente en la forma de reducir efectivamente la contaminación.

    Durante estos días, el alcalde de Beijing, Wang Anshun, ha explicado que la ciudad y el gobierno central han firmado un acuerdo con el que se comprometen a mejorar la situación de la contaminación del aire en 2017.

    Según el mismo alcalde Anshun, “vale la pena gastar 760 mil millones de yuanes si se quiere tener para el año 2017 un cielo azul, agua y los suelos no contaminados”. Dado que estos elementos son los medios de sustento de la gente y que el sol, el aire y el agua son las condiciones básicas de vida para la supervivencia de la humanidad, es en éstos con los que el gobierno tiene que invertir.

    Por otra parte, Tao Guangyuan, director ejecutivo del Centro para la cooperación entre China y Alemania en materia de energía renovable, dijo que una inversión de 760 mil millones es grande, algo nunca hecho en la historia de la humanidad.

    Según Guangyuan, él sostiene que para resolver el problema de la contaminación del aire es necesario para controlar la contaminación relacionada con la producción de electricidad. La tecnología que gestiona las centrales de energía de carbón es cada vez más avanzada. Sin embargo, desde el Gobierno chino se prefiere disponer de estas plantas para que se sustituya plenamente con gas natural.

    Además, el mismo Guangyuan ha argumentado que “la eficiencia de la energía producida por el gas natural sintético ha disminuido en comparación con años anteriores en el uso en Beijing”. Esta fuente de energía que, a priori parece muy limpia, en realidad resulta muy contaminante. Esto se debe a que el propio gas natural sintético es un gas de efecto invernadero y su proceso de producción provoca una grave contaminación de las aguas de la ciudad.

    Un método muy eficaz utilizado en las empresas líderes en el sector contra los contaminantes (personalmente he trabajado con Bionatur) es confiar a una certificación independiente la calidad de las plantas, evitando así la posible corrupción en el proceso de seguimiento y garantizar la transparencia en los controles.

    El dinero es, sin duda un factor importante, pero también hay que aclarar cuáles son los objetivos para la resolución del problema de China.

    La norma ideal de China traerá las concentraciones diarias de PM 2.5 menos de 35 microgramos por metro cúbico. De manera que, reducir la concentración de partículas finas a 35 microgramos, sigue siendo una tarea de enormes proporciones, ya que los niveles de concentración son bastante altos y la situación económica actual no es la más apropiada.

    No hay comentarios