Cómo conseguir independencia financiera y disfrutar de la vida por @IvanBedia

    Ivan Bedia¿A quién no le gustaría poder pasar más tiempo con la familia y amigos, o hacer más deporte o practicar cualquiera de nuestras aficiones favoritas? Ya, pero es que no tengo tiempo de nada, contestaran la mayoría.

    En el caso de los emprendedores y/o empresarios el tiempo se lo llevará su proyecto. El fin último de nuestro trabajo es conseguir dinero para poder pagar los gastos diarios comunes, pero nos gusta disfrutar de la vida: viajar, ir al teatro, salir a cenar, cambiar de coche, comprarnos algún capricho de vez en cuando, etc.

    Bien, es aquí donde entra la independencia financiera o libertad financiera. La independencia financiera está relacionada con el bienestar económico de  las personas no con su riqueza. La libertad financiera se puede definir como la capacidad de un individuo para cubrir todas sus necesidades económicas sin necesidad de realizar ningún tipo de actividad.

    ¿Y esto cómo se consigue? Pues creando una estructura de ingresos que no requieran de nuestro tiempo para generarse. Esto es lo que se llama ingresos pasivos: fuentes de ingresos que no requieren de la actividad de un individuo para recibirlos.

    Como ejemplo de fuentes de ingresos pasivos tenemos los más conocidos: intereses generados por un depósito o cuenta bancaria; dividendos de bonos, acciones u otro producto financiero de este tipo; renta procedente de alquileres de bienes inertes; derechos de autor o propiedad intelectual; …

    A estas fuente, la más conocidas por todo el mundo, habría que añadir las surgidas en los últimos años en Internet. Ha varias maneras de generar ingresos pasivos en la red como por ejemplo con la publicidad (banner o anuncios contextuales) o a través del marketing de afiliación.

    No obstante, no debemos olvidar y hay que poner en valor que el término libertad financiera no hace referencia al nivel de ingresos de una persona, sino a la cantidad de tiempo libre que ésta posea. Se refiere a la riqueza en tiempo no a la riqueza económica.

    Mi nombre completo es Iván Bedia Gacía, soy ingeniero industrial MBA y he vivido en El Puerto de Santa María (Cádiz), donde nací, y posteriormente en Sevilla y Madrid. Inicié mis Estudios Superiores de Ingeniería Industrial en Sevilla, y me trasladé a realizar la especialidad en Electrónica y Automática Industrial a la Universidad Alfonso X El Sabio de Madrid, ciudad en la que también cursé un MBA en la IE Business School, una de las mejores escuelas de negocios de Europa. Desde muy joven comencé a colaborar en la empresa de mi padre, como ayudante del Departamento de Ingeniería Civil e Informática. Comencé mi andadura profesional en Renault, desarrollando labores de Documentación Técnica e Ingeniería y, coincidiendo con el lanzamiento de la Gama Mégane en España, trabajé para la Dirección de Marketing. Durante estos años desarrollé por cuenta propia un sistema informático tipo ERP llamado SIPAL, que aún hoy se utiliza en centros de producción y empresas de comercio exterior. En el año 2006 creé, junto con TAT Group (hoy Sabena Technics), la empresa de mantenimiento aeronáutico GAM Technics, de la que fui Director General durante varios años en los que logramos desarrollar un centro de mantenimiento aeronáutico para aviones tipo ATR en Centroamérica, reconocido en el año 2011 como Centro Parte 145 por EASA. Hoy día trabajo en mi empresa San Juan Ingenieros (www.sj-ingenieros.com) como Consultor Estratégico para diversas empresas internacionales, y tengo el honor de presidir el Consejo de Asesores de BusinessInFact (www.businessinfact.com).

    No hay comentarios