¿Cómo deberían usar Internet las Administraciones Públicas? por @JoseRuizPardo

    Éxito Emprendedor, Emprendedores, motivación, StartupsNo es la primera vez que hablo aquí del uso de Internet por parte de las empresas. Esta vez, para unirme a la celebración del Día Mundial de Internet, me gustaría hacer una reflexión sobre la Red de Redes. Pero no sobre el uso que hacen pymes y grandes empresas. Sobre el uso de esta por parte de las Administraciones Públicas.

    Cada vez son más las que ofrecen servicios al ciudadano a través de Internet. Pedir cita en el médico, hacer trámites online, … Y todo eso está muy bien. Y esperemos que cada vez sean más y mejores los organismos que nos permitan interactuar con ellos de ese modo. Pero creo que aún queda una herramienta muy potente por explotar. Me refiero a Internet como medio de recogida de opinión e interés del ciudadano.

    Hay muchos políticos que usan las redes sociales para recoger sugerencias e inquietudes de los ciudadanos a los que representan. Y no solo la usan para criticar lo mal que lo hace el otro.

    En general los políticos temen a las redes sociales por ser un foro donde gente anónima puede criticar e incluso insultar. Aun así, hay valientes que se atreven con el mundo 2.0 y es digno de alabar. Pues su función es representar a los ciudadanos y estos están en las redes sociales.

    Pero voy un poco más lejos. No es que los políticos deban relacionarse en las redes sociales por ser un medio de conexión directa con su electorado (que también). Es que las instituciones como tales, con independencia del partido de turno que se encuentre en ellas, deberían usar Internet como herramienta de comunicación con sus usuarios. Las sugerencias que estas reciban deberían ser estudiadas directamente por la dirección del organismo. Son sugerencias y quejas que vienen directamente de los usuarios del servicio. O sea, que quienes teóricamente son la razón de ser de estos organismos, están diciendo qué hacen mal, cómo pueden hacerlo mejor o cuáles son sus necesidades.

    ¿Utopía? Puede ser que sí. Aún queda mucho camino por andar en ese sentido. Primero las propias instituciones y quienes las controlan deben convencerse de algo que las empresas ya están haciendo. Orientarse al cliente, en este caso, al ciudadano.

    Pero también los usuarios debemos cambiar la forma en la que usamos estos canales con las instituciones. Que estemos a la cola en el informe PISA no implica que no debamos saber cómo dirigirnos correctamente a una institución que nos presta servicio sin llegar al insulto. La educación se recibe en casa, los colegios imparten conocimiento y la complementan. Pero en casa es donde se educa.

    El miedo generalizado entre representantes públicos al aluvión de críticas e insulto está totalmente justificado. Aunque ello no es motivo para dejar de hacer lo que se debe.

    Así pues, en conmemoración del Día Mundial de Internet, sirva este post como doble sugerencia. Por un lado invitar a las instituciones que se relaciones con sus usuarios por esta vía no solo para trámites. Para, así, crecer en torno a ellos y sus necesidades. Por otro invitar a los usuarios a que hagamos uso de Internet, como canal de comunicación, sugiriendo, incluso criticando, pero sin insulto ni descalificación. La crítica es buena cuando es constructiva, pero no sirve de nada cuando es destructiva.

    No hay comentarios