Cómo entender el mundo de las apps por @Ruta_n

    Rutan - Blogger en TodoStartups¿Cómo aprender a moverse en un ecosistema que crece aceleradamente? El mundo de las aplicaciones móviles y los teléfonos inteligentes demanda una permanente reinterpretación tanto del consumidor como de la industria.

    Como lo fue la web en la década de los 90, este ecosistema está en el momento ideal para que los desarrolladores creen y produzcan, porque efectivamente ellos y sus usuarios saben que allí está el futuro, aunque no se conozca todavía el camino para llegar.

    El experto en apps,  fundador de Funky Mobile Ideas y actualmente miembro de Imagine CC, Hugo Pardo Kuklinski, afirma que hoy en día “parece que hay muchas cosas, porque hay 400.000 aplicaciones hechas, pero falta muchísimo por hacer, sobre todo en la economía de la larga cola, en la que es posible ofrecer productos distintos que lleguen a cubrir los intereses de muchas personas, respondiendo a las demandas de todos los nichos de mercado.

    Como una alternativa para que los emprendedores digitales entiendan el comportamiento de este ambiente de producción, distribución y uso de las aplicaciones móviles, es posible analizar sus ventajas desde cuatro frentes y estar así preparados a cualquier cambio que se dé en la dinámica mobile.

    Para este experto es necesario reconocer el alcance del mercado. Los emprendedores tienen la oportunidad de incursionar con productos que tienen visibilidad internacional y que llegan fácilmente a todos los rincones del mundo. El mercado está en crecimiento, por el momento, indefinidamente, lo que da cabida a iniciativas innovadoras que terminen de cubrir los sectores de interés de los usuarios.

    ¿Pero, cómo entenderlos? El papel del consumidor de aplicaciones móviles es versátil. Los usuarios cada vez son más exigentes y demandan productos revolucionarios que impongan retos a sus prácticas de consumo (que por cierto, con la revolución de las aplicaciones, han cambiado notablemente). Por otra parte, es necesario entenderlo como un posible productor de contenidos y darle cabida para que sea él quien termine de construir la historia de la aplicación a través de su uso.

    “Todavía queda mucho mercado de crecimiento porque es tan fácil el uso del sistema, la practicidad y la eficiencia, que se pueden hacer muchas cosas”, afirma Kuklinski. Por lo tanto, en el ítem de producción, el emprendedor debe aprovechar los recursos que le provee el entorno, servirse del código abierto, de su conocimiento para producir apalancando recursos y del alcance que moverse en el mundo del internet y la tecnología le permite.

    Pero es claro que las aplicaciones no llegan a los teléfonos inteligentes y a las grandes tiendas móviles solas. Detrás de ello, además de las compañías de distribución, tiene que haber un emprendedor con unas características fundamentales. Debe ser alguien con mucha motivación y alto grado de autoestima para emprender, es decir, estar dispuesto a asumir los retos del mismo ecosistema y plantearse soluciones para enfrentarlos. Debe tener mentalidad innovadora, conjugada con buenas ideas a las que se puede llegar mediante la creatividad, pero sobre todo, debe hacerlas, materializarlas.

    Aprovechar la masificación del uso de los teléfonos móviles, reconocer las necesidades de un consumidor exigente y saber cómo y por dónde se mueve, producir constantemente, informarse y valorarse a sí mismo como emprendedor, son algunas de las claves para permanecer en este ecosistema móvil, y que resumimos en el siguiente infográfico.

     

    Infográfico sobre el mundo de las aplicaciones móviles

    No hay comentarios