¿Cómo mejorar la atención hacia nuestros mejores Clientes? por @Fonvirtual

    Ana Lopez - Blogger en TodoStartupsEl tratar de una forma diferenciada a nuestros clientes en función del peso y la notoriedad que tengan para nuestra empresa, puede convertirse en uno de nuestros objetivos más importantes en lo que a la labor comercial se refiere.

    No todos nuestros clientes pueden aportarnos lo mismo. El conocido como principio de Pareto enuncia que el 80 por ciento de las cosas que hacemos representan el 20 % de nuestros resultados e inversamente. De modo que parece razonable focalizar nuestros recursos de tal forma que saquemos el máximo rendimiento a ese 20% de los clientes que, a priori, representan el 80% de la importancia de nuestro negocio.

    Hay muchas vías para conseguirlo, pero una de las más importantes es la atención telefónica. Premiar, priorizar y, sobre todo, gestionar personalizadamente las llamadas de ese 20 % de los clientes se antoja esencial. En la vorágine de las llamadas diarias, máxime si atendemos a los todos los clientes de un modo semejante, podemos estar perjudicando a estos clientes y, en última instancia, a nuestra rentabilidad como empresa.

    Por eso, podría ser una buena idea la creación de listas blancas sobre la configuración de  nuestra centralita telefónica. Es decir, configurar un listado de números VIP que recibirán un tratamiento completamente diferente de los demás en el caso de que llamen a nuestro teléfono de contacto. A partir de ahí, el compartimiento más adecuado para la llamada dependerá de las peculiaridades propias de cada empresa.

    Es decir, en algunos casos lo ideal será enviar esas llamadas directamente al teléfono personal del gerente, para que sea él en primera persona el que gestione ese tipo de negociaciones con los clientes más especiales.

    En las empresas en las que los clientes sean gestionados a través de cuentas, donde hay los trabajadores tienen asignados unos determinados clientes para ofrecerles un trato prolongado y de confianza, siempre lidiando con la misma persona, lo ideal es identificar el teléfono del cliente y unirlo directamente al del trabajador, de modo que cada vez que llame, sea este el que le atienda, sin pasar tan siquiera por centralita.

    Son, en definitiva, pequeños consejos que ayudan a una mejor gestión de nuestros recursos y de nuestra empresa.

    No hay comentarios