Cómo mejorar tu Landing Page para captar más Clientes por @Tomaratoms

    Alex Tomas - Blogger en TodoStartups¿No sería maravilloso saber en qué botones, con qué colores, y en qué partes de tu web recibes más clics? Pues no es necesario ser un experto programador informático para saberlo, ya que puedes poner en marcha una serie de pruebas llamadas test A/B, que sirven para comprobar la mejor opción para tu página web sin tener que gastar mucho dinero en un estudio o sin tener que invertir en un sofisticado rediseño.

    Si no sabes como llevar a cabo este tipo de experimentos, puedes recurrir a la herramienta de A/B testing de Google Analytics. A continuación, te dejamos una presentación que explica de manera sencilla como configurar este tipo de expermientos.

    7 sencillos tests que puedes ejecutar en tu Landing Page:

    Ahora que ya sabes como implementar un test A/B en tu página,  te dejamos algunas de las pruebas que puedes comenzar ahora mismo en la página web de tu empresa. No te imaginas la de resultados que podrás obtener con un poco de esfuerzo por tu parte y con la información necesaria.

    1. Comprueba tu CTA:

    Una de las maneras más obvias de impactar y conseguir ratios de conversión es probar tus botones de llamada a la acción (Call-to-Action Buttons). Puedes probar distintos cambios (como modificar el color, la tipografía,  el copy, la forma, la colocación, etc.) que pueden parecer que no ayude, pero que pueden modificar el comportamiento del consumidor si desarrollamos el correcto

    2. Comprueba tu barra de navegación:

    Determina qué página de tu web recibe al mayor número de compradores/consumidores. Ésas son las páginas que debemos optimizar y generar el mayor tráfico posible. Trata de cambiar el orden de tu barra de navegación y mide cuál es el orden que te proporciona el mayor número de clics y provoca más conversiones de leads en los usuarios.

    Si no quieres cambiar el orden de la barra de navegación, puedes intentar mejorar el copy de los elementos de la barra de navegación y ver qué versión tiene más clics.

    3. Comprueba tus botones de login  e iniciar sesión:

    Si tu empresa ofrece productos que permiten al usuario iniciar sesión con su cuenta o hacer login, decide qué tipo de acción es más efectiva y económica para tu empresa. ¿Qué es más importante: conseguir nuevos usuarios registrados, o mantener y conseguir constancia de aquellos que ya tienen una cuenta? Cuando conozcas tu prioridad, intenta cambiar el orden y el color de estos botones para observar cuál te consigue más clics.

    4. Comprueba tu oferta de contenidos:

    Si tu empresa posee una estrategia de marketing, es necesario que destaques aquel contenido que sea importante para la estrategia en tu página web.Sin embargo, es muy difícil determinar qué contenido va a ser el más popular de tu página de inicio (después de todo, el tráfico que consigues en tu hompage es muy distinto al que puedes conseguir en un post de un blog, por ejemplo).

    Para determinar qué contenido te va a atraer la mayoría de leads o te va a acercar el máximo de usuarios, intenta variar los contenidos que publicas para ver cuál funciona mejor. Y una vez determines qué contenido es el que más llama la atención y gusta, puedes cambiar el orden de éstos para ver cómo varía el ratio de clics para aquellos activos que mejor convierten.

    5. Comprueba tus imágenes:

    ¿Tiene tu página de inicio buenas imágenes? ¿Has probado a cambiarlas para ver si unas provocan más engagement que las otras? Puede que no valga la pena, pero existen algunas imágenes (de personas, de nuestros productos, ilustraciones vs. fotografías, gif vs. imágenes estáticas) que pueden calar más en el usuario que nos visita.

    6. Comprueba los titulares de tu página:

    Los títulos son la parte más destacada del texto de tu página web. Es por ello que tiene mucho sentido invertir tiempo comprobando qué tipo de copy  o estilo es el que nos va a dar el premio gordo. Puedes medir el engagement de cada visita, o medir el número de clics en el CTA.

    7. Comprueba tus hipervínculos:

    Los hipervínculos siguen los mismos pasos que el texto en los CTA. Algunas palabras específicas suenan mejor para ciertas audiencias, y desde que las palabras de los hipervínculos llaman más la atención visualmente, el tipo de hipervínculo que crees y su longitud importa. Revisa bien las palabras de tu página de inicio que conecten con otras páginas de tu web.Piensa en otras frases y comprueba cuál tienen más clics. Otra opción es cambiar el color del hipervínculo y determinar si usando otro color consigues más clics.

    Todo esto no sería un buen post de  A/B testing si no incluyésemos una advertencia acerca de estas pruebas: Lo que funciona para una empresa tiene por qué funcionar para otra. Juegan otros muchos factores como pueden ser el sector de la empresa, el target demográfico al que nos dirigimos, o el producto o servicio que estamos ofreciendo y cómo lo estamos ofreciendo.

    La conclusión final es que los resultados obtenidos deben ayudar a tomar decisiones para mejorar tu web. Si realmente piensas que hay una manera mejor de comprobar tu web mejor que la que te damos, te animamos a que lo compruebes (y, de paso, nos lo cuentes).

    Colaborador/a:
    Paloma Más| @palomali

    No hay comentarios