Cómo valorar una Startup – Escenario 2

    Antes de escribir este post me gustaría daros las gracias por todos los comentarios que habéis dejado en el primer post de esta línea porque esto nos ayuda a reafirmarnos en lo que poníamos de manifiesto en ese post: “No es difícil hacer una valoración de nuestro proyecto en su estadio inicial, sólo tenemos que fijar un criterio razonable”.

    Es así, hemos recibido muchos mensajes dándonos las gracias por el post no tanto por la calidad del mismo – porque no somos expertos en valoraciones de Startups ni escritores profesionales – pero sí por el mensaje y por transmitir lo sencillo que es definir un criterio inicial para hacer frente a una negociación con un Inversor interesado en entrar en nuestro proyecto en sus estadios iniciales.

    En el post anterior fijábamos un criterio para llegar a una valoración razonable de una Startup en su estadio de desarrollo más temprano: Sobre el Business Plan. Ahora os proponemos un segundo escenario que se corresponde con aquel en el que el Proyecto ya es una realidad, ya se ha constituido la Empresa como tal y ha comenzado a facturar algún trabajo. Vamos a ello:

    Las premisas de las que partimos para este Escenario 2 son las siguientes:

    1. El Emprendedor no dispone de Business Plan pero es un gran experto en desarrollo de software y se decide a constituir la Empresa y, por ende, a poner en marcha su Startup. No tiene más socios en el proyecto.
    2. Hace una inversión inicial – de su bolsillo – de 20.000€ con la que consigue unas oficinas – a muy buen precio mensual – y a dos personas que le ayuden a desarrollar los proyectos que le llegan.
    3. Nos situamos en el mes 8 de vida de la Startup y su trayectoria en cuanto a facturación ha sido: Mes 1: 500€ , Mes 2: 1.000€, Mes 3: 1.000€, Mes 4: 5.000€, Mes 5: 15.000€, Mes 6: 5.000€, Mes 7: 9.000€, Mes 8: 7.500€.
    4. La Startup parece que va bien, ha conseguido lo más importante, los primeros clientes y ha demostrado que sabe hacer bien lo que hace. Tiene clientes y, quizás, cierre algún proyecto importante durante los próximos meses.
    5. El Emprendedor se da cuenta que con más capital y equipo puede hacer crecer mucho más rápido su Startup y busca a algún Inversor interesado del sector tecnológico para que le aporte contactos, mentorización y capital.

    Es muy reacio a dar entrada a un Inversor pero no le queda más remedio. Ahora tiene que auto-responderse a la gran pregunta: ¿Cuánto vale mi Empresa?.Vamos a intentar fijar un criterio razonable para llegar a una valoración objetiva de su Empresa:

    1. Lo primero que tenemos que hacer es una valoración en cuanto a la facturación anual del la Startup pero nos encontramos con el problema de que sólo tiene 8 meses de vida.
    2. Para solucionar esto vamos a aplicar el siguiente criterio:El mes que más ha facturado ha sido el Mes 5 en el que ha conseguido una facturación de 15.000€ por lo que vamos a obtener la facturación máxima anual partiendo de esa cantidad mensual de facturación, por lo que la facturación anual de esta Startup sería de: 15.000€ x 12 meses = 1800.000€
    3. Ahora sumamos la inversión inicial del Emprendedor cuando creó la Empresa: 20.000€ que sumados a la cantidad anterior hacen un total de 200.000€
    4. Ahora vamos a aplicar un factor multiplicativo entre 2 y 3 – el por qué de este factor lo explico en el post anterior – En este caso, al tratarse de un Emprendedor muy bueno técnicamente, por haber conseguido los primeros clientes, tener un pequeño equipo de personas trabajando para él y por no tener más socios, vamos a aplicarle un factor multiplicativo de x3.
    5. Con esto la valoración actual de su Startup es de 200.000€ x 3 = 600.000€
    6. Esto supone que si un Inversor quiere entrar a participar en ese proyecto con una Inversión de 50.000€ le corresponderían un 7,69% de participaciones en la Startup – recordad que la valoración se hace post-money ó post-inversión del Inversor –

    ¿Os parece una valoración razonable?, a mi sí. Esta cantidad no es demasiado elevada, demasiado objetiva ni demasiado baja … es simplemente una valoración que se ha obtenido en base a un criterio razonable. Ahora el Emprendedor tiene que defender este criterio y negociar la entrada del Inversor a ese valor. Podemos suponer que el Inversor bajará el factor multiplicativo fijándolo en un x2 o un x2,5 …. pero se dará cuenta que el Emprendedor ha fijado un valor a su Startup basado en un criterio razonable y con sentido común.

    Espero haberos aportado algo con este segundo escenario … Os invito a que dejéis vuestras opiniones, comentarios, sugerencias y algún otro criterio de cara a mejorar esta valoración.