Comunicación para Startups – No todo es cuestión de dinero

    Estos días hemos tenido la oportunidad de asistir a Comunica2.0 congreso en el que se ha expuesto información más que interesante para los emprendedores, sobre todo en el aspecto de la comunicación. Este aspecto, fundamental en el mundo interconectado en el que nos movemos, es uno de los que mejor partido puede sacar de la filosofía Low-Cost que se aplica hoy en día a la gran mayoría de los sectores.

    En el caso que nos ocupa, los emprendedores por norma general no pueden destinar una importante partida presupuestaria a estas tareas, que como hemos tenido la oportunidad de ver en numerosos casos de éxito tampoco obliga a ello si somos lo suficientemente hábiles a la hora de manejar nuestros recursos. Durante el congreso pudimos asistir a la presentación de Rebuzzna una agencia de comunicación que ha obtenido un éxito relativamente importante con una cantidad mínima de recursos invertidos.

    El caso que ocupó la puesta en escena de Marta Bonet, componente de Rebuzzna, fue mostrar su marca, Pepper Santblai, creada a partir de la imagen de un burro para promocionar el agroturismo en Mallorca. En este caso concreto, se apostó por una imagen simpática, basada en la fuerte presencia del animal como representante de la marca, dándole visibilidad en redes sociales (incluso profesionales) y extendiendo las relaciones con los clientes más allá del registro online.

    Marta comentó que con tan solo un ordenador había sido capaz de darle una identidad digital a su marca, además de ganar clientes e impactos en prensa y medios generalistas, precisamente por el escaso esfuerzo económico de su iniciativa, que rivalizaba con otras campañas millonarias propuestas desde otros organismos de turismo.

    La esencia de su caso de éxito es la de cualquier otro emprendedor, lanzarse a la piscina con una idea y, aprovechando los recursos existentes – a menudo muy limitados – y los canales más adecuado, llegar al cliente final tratando de invertir lo mínimo. Este es sólo uno de los ejemplos en los que la comunicación “Low-Cost” pasa por encima de las campañas tradicionales y, lo que es más importante, genera importantes réditos a los emprendedores que las ponen en marcha. En contraposición a las costosas acciones en medios de comunicación, y teniendo en cuenta que en general este tipo de acciones suele tener una repercusión bastante contextualizada, la comunicación 2.0 es una forma magnífica de dar a conocer nuestra startup. Más aún, es una de las mejores formas de interactuar con nuestros posibles clientes de forma cómoda, barata y casi instantánea.

     Además, el feedback se puede controlar y monitorizar mucho mejor que en un medio tradicional, lo que nos da pistas para saber si mantener nuestra estrategia es una buena opción o por el contrario hay que revisarla de arriba a abajo.

    Se habla mucho de social media y community managers hoy en día y realmente estos dos términos abarcan diferentes ideas de la comunicación con clientes y proveedores. El auge de este aspecto, apoyado en el de las redes sociales, ha hecho que hoy en día sea esencial saber aplicar estrategias de comunicación online – y hacerlo cuanto antes – para el crecimiento de nuestro negocio. Lo que se demuestra con casos como el expuesto y otros muchos es la potencia de estos canales y lo vírgenes que se encuentran todavía – pese al sobreuso de ciertos de ellos – para aceptar nuevas estrategias.

    Es función del emprendedor decidir qué tipo de comunicación quiere tener con aquel que le escuche, pero sobre todo, es fundamental que decida cómo hacerlo para no perder dinero con ello. Por ello la importancia de conocer las vías para comunicar, su forma de utilización y sobre todo, tener claro que no siempre se consiguen milagros y que estamos tratando de rentabilizar al máximo nuestras inversiones en comunicación. Aun así, este aspecto no asegura el éxito de nuestra startup, que al final dependerá directamente de la cálidad de los productos o servicios que ofrezcamos, no únicamente de cómo sepamos mostrarlos al mundo. Me gustaría terminar con una frase que he escuchado mucho últimamente y que dice algo como: “En Comunicación OnLine hacer algo cuesta muy poco y no hacer nada puede resultar muy caro”.