¿Cuánto vale mi Idea de Negocio? por @Alfonso_Prim

    Alfonso PrimCuando eres Emprendedor y tienes ideas a borbotones crees que cada una es un tesoro. Unas veces las guardas solo para ti, por miedo a que te las roben… son “tu tesoro”. Otras veces las cuentas a tu familia y amigos y te aclaman porque te vas a forrar, pero… ¿cuántas veces lo has conseguido? ¿Cuántas de esas maravillosas ideas has llevado a cabo?

    Si tu respuesta tiende a cero, seguramente estarás de acuerdo conmigo en lo que explico a continuación en este artículo.

    Volvemos a la pregunta inicial: ¿Cuánto vale una idea de negocio?

    Siento decirlo… pero una idea de negocio vale cero, nada, nothing…

    Voy a ilustrarlo con dos ejemplos:

    Con mi red social de mensajes cortos la peto…

    Hace un par de años conocí a un tipo curioso. Me contó que era emprendedor, que había lanzado varias empresas algunas con éxito y otras no. Pero me hizo gracia una anécdota que me contó, hablando del valor de las ideas. Me dijo que años atrás había tenido la idea de crear una red social de mensajes cortos. ¿Te suena? Efectivamente, es lo que hoy se llama Twitter, sí.

    Crearon la plataforma, la lanzaron, pero no generó ningún tipo de interés. Me contó que quizá llegaron demasiado pronto, la gente no conocía las redes sociales, Facebook no había nacido, y en España no se conocía el concepto de red social. La idea que años después ha triunfado, ellos no supieron desarrollarla correctamente ni generar tracción. Probablemente no acertar en el momento, año 1998 aproximadamente, también tuvo una gran parte de culpa en el fracaso.

    Un sistema revolucionario para evitar los badenes cuando vas en coche a la velocidad correcta

    Aquí sí que la historia la cuento en primera persona. Dos amigos y yo, hace unos años, 6 o 7 ya tuvimos una idea genial. Emplear fluidos No Newtonianos dentro de un badén para que cuando un coche pase a la velocidad correcta el badén no se note, pero si pasa más deprisa sí. Un fluido No Newtoniano, explicado de manera muy simple, tiene la particularidad de que cuanta mayor presión le aplicas, más resistencia opone. Es decir, si introduces la mano suavemente en el líquido, notas un fluido viscoso, pero puedes meter la mano hasta el codo. Pero si le pegas un golpe al fluido, es duro, casi como si fuera sólido. En este vídeo del Hormiguero lo puedes ver perfectamente: Fluido No Newtoniano

    Bien, la idea era meter ese líquido en plástico y crear un badén para las zonas donde se debe limitar la velocidad de los coches.

    No me negarás que la idea como mínimo era buena… Hicimos pruebas. Compramos harina de maicena para fabricar el fluido, funcionaba bien, lo probamos con mi coche… y todo fue muy bien. Pero desarrollar una idea y convertirla en un negocio es mucho más que pasar una mañana haciendo experimentos con los amigos.

    ¿Sabes qué ocurrió? Que no supimos llevarla adelante, que el tiempo pasó y la idea murió…

    Hoy en día, ese concepto lo comercializa una empresa española llamada Badennova. Ellos sí supieron llevar a cabo lo que nosotros no supimos hacer. Esa es la diferencia. Lo difícil de una idea no es tenerla, es llevarla a cabo.

    Por mi experiencia, hay varias cosas mucho más importantes que una gran idea de negocio:

    1. El momento:

    A veces el mercado no está preparado para una tecnología tan novedosa, no hay cultura, en fin,.. no es el momento.

    2. El equipo:

    Si no hay un buen equipo, bien liderado, y bien estructurado, la idea seguramente no se llevará a cabo.

    3. La ejecución de esa idea:

    Desarrollar una idea es lo complicado y necesitas equipo adecuado y conocimiento en diferentes campos.

    4. Experimentación:

    Desarrollo de prototipos y validación en el mercado. Testeo con clientes es la clave para saber si hay negocio detrás de una idea… todo eso requiere mucho esfuerzo y motivación. Salir a visitar clientes no es tarea sencilla, exponemos nuestro ego y eso no es fácil para nadie.

    5. Desarrollar un modelo de negocio que permita generar un negocio rentable y escalable:

    En esta fase es donde haces números, basados en el conocimiento que has extraído del mercado, gracias a los experimentos. Quién te va a pagar, cómo lo va a hacer, si eso es rentable, si es escalable…

    Si haces todo esto, tendrás más probabilidades de llevar tu idea al mercado y generar un negocio. Si no lo haces, te pasará como tantas otras veces nos ha pasado a la mayoría, que nuestras ideas no llegan a salir de nuestra cabeza.

    No dejes que eso ocurra.

    Para ello, te recomiendo este curso gratuito, que te guiará paso a paso para hacer realidad tu idea de negocio.

    No queremos que te ocurra lo mismo que he contado en el artículo y por eso, en el curso explicamos los pasos del desarrollo de una idea de negocio, con ejemplos de casos reales que hemos experimentado. Lo que aprenderás se resume en:

    • Cómo dar forma a una idea.
    • Cómo validar la idea de negocio con clientes potenciales.
    • Cómo emplear el feedback de los clientes para desarrollar el producto.
    • Cómo crear un prototipo del producto para hacer pruebas con públicos específicos.
    • Cómo conseguir los primeros clientes.
    • Cómo desarrollar un modelo de negocio.
    • Cómo conseguir que los inversores se interesen en mi proyecto validado.

    Esperamos que nos cuentes cómo te ha ido.

    Captura de pantalla 2014-02-10 a la(s) 17.01.20

    Si te ha gustado el post, puedes dejar tu comentario aquí o en @Alfonso_Prim o leer otros artículos relacionados de nuestro blog.

    7 Pasos para generar ideas de negocio.

    Aprende a pensar como un diseñador. Design Thinking

    10.000 ideas de negocio, cómo saber cuál es la buena.

    No hay comentarios