El alquiler de naves: Buena opción para las nuevas empresas por @MartinezFustero

    Eduardo Martínez Fustero - Blogger en TodoStartupsDecidirse por alquilar naves industriales para almacenamiento puede ser un buen comienza para las nuevas empresas.

    Alquilar este tipo de naves industriales ayuda a conservar el capital y además elimina responsabilidades de gestión de la infraestructura. Asimismo, esta opción  permite a la organización tener cierto margen de flexibilidad  en el momento más crítico de su crecimiento.

    Y es que sin duda la viabilidad económica es el principal punto a favor de esta opción…¿Pero cuáles son los pasos para realizar una buena transacción a la hora de alquilar una nave industrial? Si bien lo mejor es solicitar asesoramiento experto (más información aquí) a continuación te ofrecemos una serie de consejos:

    1. Identificar las necesidades:

    Será imprescindible elaborar una lista de requisitos que debe tener la nave industrial que necesitamos. Asimismo, se tendrá en cuenta también si necesitaremos que el suministro de electricidad o de agua ya están instalados para evitarnos varias preocupaciones y que esté cerca o no de los puntos de venta de la actividad que estemos desarrollando.

    2. Determinar si el alquiler de la nave industrial será como almacén o lugar de trabajo:

    Ya que las características de cada actividad, obviamente serán diferentes pues en el caso de ser un lugar de trabajo u oficina pues en este último caso se necesitarán instalaciones sanitarias, ventilación adecuada, plazas de aparcamiento y una sala de descanso.

    3. Calcular cuánto espacio necesitaremos:

    Pues la mayoría de alquileres de naves industriales se calculan por metro cuadrado de manera que se multiplica el número de metros cuadrados por el precio por metro cuadrado.

    4. Investigar el lugar en el que se encuentra la nave industrial:

    Será importantísimo, en este caso, tener clara la ubicación ya que a la hora de recibir envíos se puede necesitar cerca una autopsita o incluso un puerto de mar.

    5. Entender nuestro contrato de alquiler:

    La terminología acerca del alquiler comercial de una nave industrial puede ser complicado. Por ejemplo, existe un tipo de contrato que no nos hace solamente responsables de la renta, sino de todos los gastos relacionados con el espacio de almacenamiento. Es importante asesorarse legalmente sobre el contrato de alquiler.

    6. Conocer nuestros derechos como arrendatarios:

    La mayoría de los contratos de arrendamiento de almacenes siguen siendo aplicables incluso si la propiedad del edificio cambia. Es importante asegurarse de que el contrato de arrendamiento dirige la responsabilidad al propietario en caso de no poder usarlo por un problema causado por el propietario.

    ¿Has tomado nota? Seguir los pasos anteriores te permitirá optimizar el proceso y ahorrar costes… ¿Añadirías algo más? ¡Cuéntanoslo!

    No hay comentarios