El esqueleto del plan de empresa por @PlandEmpresa

    Borja del Cura - Blogger en TodoStartupsEl esqueleto, la estructura ósea de las personas o de cualquier animal vertebrado, tiene como finalidad soportar y dar consistencia a su cuerpo. Aplicado a un edificio, su esqueleto es la estructura sobre la que se mantiene.

    Cuanto más sólido el esqueleto más fuerte será la persona o el edificio que lo contiene.

    Y, también, para la construcción de un sólido proyecto de empresa, es necesario que el esqueleto lo sea y que, por tanto, contenga los elementos mínimos imprescindibles para que todo lo que construyamos sobre él tenga las mayores garantías de seguridad.

    Así, aun cuando un plan de empresa puede estructurarse de diferentes maneras y con diferentes contenidos, es recomendable que, como mínimo, contenga una serie de apartados que, de forma genérica, deben responder a los siguientes enunciados:

    1. Los promotores del proyecto:

    En este apartado deben identificarse las personas que se encuentran detrás del proyecto, haciendo especial incidencia en la información relativa a su formación y experiencia en relación con el objeto del negocio.

    2. El plan comercial:

    Los segmentos de mercado, los clientes, el análisis de la competencia, la descripción de los productos o servicios a comercializar, los precios de venta, el plan de comercialización y los objetivos de ingresos por ventas han de formar parte del contenido de este apartado del plan.

    3. Los recursos necesarios:

    En este apartado se debe incluir una descripción de los principales recursos físicos, intelectuales, financieros y humanos con los que es preciso contar para la construcción del plan de empresa. Importe, forma de financiación y plazos de amortización, integran el contenido de la parte de este capítulo destinada a los recursos físicos e intelectuales, mientras que la estructura organizativa de la empresa, las categorías profesionales de los empleados, su número y su coste forman parte de los ingredientes de los recursos humanos.

    4. La estructura de costes:

    Se estimarán todos los costes necesarios para la comercialización, producción, administración, financiación y demás gastos necesarios para el funcionamiento del negocio ya sean de carácter fijo como variable, distinguiendo entre unos y otros.

    5. Los resultados esperados:

    Ingresos, por un lado, y gastos por otro, darán origen a los resultados esperados. Este apartado del plan de empresa debe contener las estimaciones de ingresos y gastos para el periodo para el que se construya el plan y, como consecuencia, las expectativas de beneficios o pérdidas a lo largo del tiempo.

    6. El plan financiero:

    La estimación de la cantidad de dinero que es necesario disponer para la puesta en marcha de la actividad y su mantenimiento a lo largo del tiempo, junto con el origen de estos fondos, esto es el conjunto de necesidades y fuentes de financiación para que el negocio funcione, formarán el núcleo del contenido de este apartado del plan.

    7. Resumen ejecutivo:

    Unas líneas conteniendo los aspectos más relevantes del plan, en forma de resumen ejecutivo, es la forma de presentar, de manera sintética, una instantánea del proyecto.

    Todos estos elementos conforman un modelo de estructura, generalmente aceptado, válido para la construcción de un plan de empresa aunque, en algunos casos, pueda incorporar algunas variantes.

    En definitiva, un plan de empresa será más sólido cuanto más lo sea el esqueleto sobre el que se haya construido.

    No hay comentarios