El gran dilema: ¿Emprender o no Emprender? por @LexCoachBCN

    Imma - Blogger en TodoStartupsTodo emprendedor en el momento de gestar la idea, el proyecto empresarial que desea lanzar le asaltan ciertas dudas, por no decir, miedos existenciales que no dejan de darle vueltas.

    Estos interrogantes, en cierto modo, entran dentro de la normalidad del proceso empresarial, puesto que, nos adentramos en un terreno inexplorado repleto de interrogantes, quebraderos de cabeza que no cesan de asediarle.

    En primer lugar, si miras el mercado ¿cuántas start-up’s han fracasado en su intento? Observando las estadísticas en un 80% de los casos los fundadores de las empresas han abandonado el proyecto antes de llegar a los tres años. No nos dejemos llevar por esta realidad. ¡¡Cuantas han sobrepasado este margen!! Si fuera por ello no habría empresas en ningún sector.

    En segundo lugar, ahora que ya sabes que quieres llevar un proyecto empresarial adelante, se te plantea otro dilema ¿Ganar dinero o salvar el mundo? Se pueden tener muy buenas intenciones, pero hay que tener un objetivo concreto y que sea rentable, si no es así tu sector no será el del ámbito de la empresa.

    En tercer lugar, ¿Es el momento adecuado? Si tienes aptitud, capacidad profesional y económica tienes mucho ganado. Es evidente, hay que buscar oportunidad de mercado y negocio, pero como todos estos elementos a la vez es imposible conjugarlos nunca encontrarás el momento adecuado. Lo mejor será lanzarse cuando te sientas reforzado personal y profesionalmente, y así lograrás contrarrestar el resto.

    En cuarto lugar, cómo elegir al mejor socio. Es recomendable que no procedan ni del círculo de amistades ni familiar. Mejor si antes has trabajado con aquella persona, y así sabrás como actúa en el ámbito de trabajo. Este elemento es de vital importancia, pues será como el compañero de viaje en esta andadura. Tendrá que ser el contrapunto para ti y de gran compenetración. Una vez se haya elegido al aliado, vendrá el reparto del accionariado en la sociedad.

    En quinto lugar, cual es la mejor opción societaria para nuestra empresa. Ello dependerá de la responsabilidad personal que se desee asumir, pero recomiendo, aunque sea más caro, constituir una sociedad limitada en la que la responsabilidad de los socios queda limitada por la aportación del capital de la sociedad, sin perjuicio de los avales personales que se quieran asumir posteriormente.

    En sexto lugar, ¿Debemos dar paso a inversores externos o “capital risk”? Al inicio es difícil arrancar una empresa, pues se tienen buenas ideas o productos, pero falta de liquidez. Se nos puede brindar la oportunidad de que entren inversores individuales (business angels) o de capital riesgo, pero a cambio pedirán un participación en la empresa, ello supone ceder parte del dominio empresarial, con las consecuencias que ello conlleva.

    Todos estos interrogantes, y algunos más, se deberían plantear los emprendedores en el momento de la creación de su modelo empresarial. Pero es necesario y positivo profundizar en todos y cada uno de ellos, para poder iniciar el proyecto emprendedor con una cierta solidez. Si además le añadimos un “mentoring” el éxito es casi seguro.

    No hay comentarios