El gusto por el detalle: Garantía de que vas a recibir por @Clarescha

    Clara Inés - Blogger en TodoStartupsLa idea de este post nació de una grata sensación, la de las cosas bien hechas, la sensación que te deja el cuidado del detalle. Lo más pequeño puede detonar un estallido de grandes sensaciones.

    El 5 de Enero fui a comprar un paquete de té Darjeeling para regalo. Mi hermano suele empezar el día con un buen té. Imaginad una tetería pequeña, con todas las mesas llenas, más personal del acostumbrado y todos trabajando sin parar también más horas de las habituales.

    En la cara de la chica que me atendió se notaba el cansancio, sin embargo no perdió la sonrisa en ningún momento. Además de envolver un bonito paquete, me explicó con todo lujo de detalle cada una de las letras de la denominación de origen del Darjeeling, conocido como el champán de los tés. Después de la explicación y otras recomendaciones al respecto, me fui con la sensación de llevar un verdadero tesoro entre mis manos.

    Generalmente traslado estas ideas a otros ámbitos, las utilizo como metáforas o historias en mis talleres, pienso a menudo que, si todos sacásemos partido del detalle, si viviésemos el ahora, si realmente estuviéramos presentes, no nos anclaríamos a pasados mejores ni a excusas para no movernos, porque las circunstancias simplemente, se darían solas. Esta tetería es sólo uno de tantos pequeños negocios que ha nacido en plena crisis… y funciona.

    En este intercambio ¿Quién se siente mejor, quien da o quien recibe? Yo salí del café siendo una clienta satisfecha, y la persona que me atendió se encontró con mi aprecio, gratitud y ganas de repetir.

    En cualquier ámbito, cuidar el detalle es un primer paso para marcar la diferencia, es buscar lo que suma, es una garantía de que vas a recibir.

    No hay comentarios