El “Mystery Shopping” como herramienta para tu estudio de mercado por @FonkyFreshh

    David Arranz - Blogger en TodoStartupsAntes de lanzar cualquier tipo de empresa, o proyecto de empresa, es condición necesaria haber realizado previamente un riguroso estudio de mercado. De eso no hay duda. De hecho, este análisis decidirá si la idea de la que estás enamorado es algo que en realidad la sociedad demanda. Te abrirá los ojos para tomar una decisión: dejarlo o lanzarse a ello.

    Hacer un estudio de mercado no es tarea fácil. Y menos aún si no contamos con un gran presupuesto inicial. Por ello, hoy os cuento una práctica muy habitual y asequible para conseguir información de la competencia de una manera un tanto pícara.

    El “mystery shopping” es una técnica que consiste en hacerse pasar por un cliente para conseguir información relevante sobre una empresa. Y a pesar de que se usa mucho a nivel interno (para controles de calidad de departamentos de atención al cliente), también podemos usarla para convertirnos en “mistery shoppers” de la competencia. Esto es, podemos ponernos en contacto con nuestros competidores para preguntar precios [a priori] ocultos de sus servicios, políticas de empresa u otro tipo de información que aporte datos a nuestros estudio.

    De esta forma, podremos investigar y estimar tanto las fortalezas como los puntos débiles de nuestros competidores, siempre manteniendo el anonimato. Eso sí, obviamente hay que tener mucho cuidado con las preguntas que vamos a hacer (también con el número de ellas) para que no piensen que se trata de un competidor potencial. Si llegan a esa conclusión podrían darnos información falsa que arruinaría nuestro estudio.

    Un ejemplo podría ser el siguiente: quieres estimar los ingresos por publicidad que un negocio online puede llegar a generar en tu sector.  Por lo que deberás buscar por Internet a los principales competidores y enterarte de lo que cobran por la publicidad. Sin embargo, normalmente estas tarifas no suelen aparecer en la web/blog. Por lo que aquí es donde entra nuestra estrategia. No tienes más que hacerte  pasar por una empresa que quiere publicitar y pedirle un presupuesto. Así de fácil.

    No hay comentarios