El Problema de la Gestión de Stocks por @Germamy

    German Prados - Blogger en TodoStartupsLa gestión de stocks genera un choque entre dos, o entre tres generaciones. Normalmente son los que basan sus compras en vender lo que se fabrica,y los que lo enfocan al marketing: fabricar en torno a lo que desea el público.

    ¿Qué desea el público? Para ello está la “investigación de mercados“, discutible también pues, por ejemplo en el mundo de la moda, pueden ir varias tendencias a la vez. Referente a los estudios de mercado, el conocido empresario José García Carrión dice en una revista empresarial, que “un estudio de mercado sirve para hacer lo contrario de lo que dice” (el estudio de mercado).

    En base a ello, formulo una pregunta ¿Las ventas tienen parte de intuición?

    Centrándome en el tema, en la Gestión de Stocks, se da la dualidad de que unas empresas basan sus ventas en las tendencias que marca el fabricante (compras basadas en la producción) (puede o no acertar) y otros en las tendencias de marketing:  que se “ven” en la competencia, en los escaparates, en las calles, por eso el dicho de que “si tu competencia te copia, sácale partido“.

    Basado en el post de mi blog, de 27 de Junio de Si Rotas o no Rotas, voy a exponer lo siguiente:

    Con ello me refiero en este post a la rotación del stock, de las mercaderías de los productos. ¿Cuantas veces le das la vuelta al stock? ¿Una? ¿Dos? ¿Tres?

    Puede que haya sectores que lo hagan así, rotar más o rotar menos el stock. Todo obedece a un cambio de mentalidad y de rentabilidad.

    Recuerdo cuando en mis años mozos, (en el sector de la ropa, que se llamó confección, después “moda” y recientemente un término poco afortunado,como el de ropa).  Ropa se ha entendido como la ropa que te pones, la que llevas puesta, la ropa usada, no la que compras. Lo que compras son prendas de moda para vestir y estrenar, y con todo respeto, no es un eufemismo.

    Siguiendo en materia de gestión de stocks, la costumbre establecida era la de hacer dos compras grandes al año. En primavera, para el otoño-invierno, y viceversa, el de verano, lo realizabas en invierno.

    Eso significaba dos rotaciones al año, tiempo suficiente para que el proveedor pudiera elaborar los pedidos. Esto se daba con más frecuencia en la ropa de vestir que en el textil-hogar.

    Ahora, si al llegar el otoño, existía un cambio de tendencia, te veías apurad@ para intentar vender lo que tenías y hacer compras de la nueva tendencia. Fue cuando surgió el pronto-moda.

    Hecha esta introducción, ¡Menudo maniqueísmo! Y menudas ideas, que hoy creo, no se como lo ves tú, están en decadencia.

    Cuanto más rotes, de 6, 8 en adelante veces al año, le estás dando a tu negocio un respiro de los buenos, por varios motivos:

    1. Refrescas las estanterías con nuevos productos.

    2. Los pagos a proveedores se hacen más llevaderos.

    3. La rentabilidad y la liquidez aumentan.

    ¿Parece absurdo?, ¿Cómo lo ves, lo sientes, lo percibes? ¿Rotas el stock, haces varios ciclos de compras o no?

    De este modo  incluso puedes conseguir el famoso R.O.I. O Retorno de la Inversión.

    2 rotaciones= 1 compra ( o ciclo de compra) cada 6 meses

    6 rotaciones= 6 compras (o ciclo de compra) cada 2 meses

    Existen otras técnicas que pueden suponer un riesgo para el stock, salvo que sean “mercancía vendida”, como el just in time (justo a tiempo) que paladinamente supone comprar cuando haya un encargo o cuando el cliente haga un pedido.

    Los tiempos cambian y muchos comercios lo vienen haciendo: compran cuando tienen pedidos. En estos tiempos son pocos los que almacenan, aún más porque los productos de “moda”, “tendencias”, tienen un ciclo obsoleto que pasa como con la fruta fresca que se echa a perder pronto. La clave en la gestión de stocks, de las mercancias que vendas, y en su rentabilidad, entre otras cosas está en una buena gestión de stocks.

    No hay comentarios