El Secreto del Éxito por @Primeras

    Jyotish - Blogger en TodoStartups¡Ssssh! Que nadie nos oiga, que nadie más que tú me lea. Hoy quiero contarte un secreto, quiero desvelarte cuál es la clave del éxito de un proyecto empresarial.

    No pretendo ser presuntuoso, pero puedo decir, gracias a mi experiencia al frente de mi agencia de Diseño y Marketing Online en Barcelona, que algo sé de negocios. Y eso se lo debo a mis clientes, a los que he tratado de acompañar en su camino empresarial.

    Porque tener éxito con un negocio en esta hiperconectada sociedad del siglo XXI, donde el consumidor está sobresaturado de productos e información, tiene poco que ver con las claves del éxito de hace 50 años.

    Hoy, la clave del éxito, la condición sin la cual no existe nada, es reconocer las necesidades de tu público objetivo.

    Pensar en él y hacérselo saber de forma natural, que el cliente lo note y piense: “Esta empresa ha hecho esto porque sabe que lo necesito”. Sólo de esta forma es posible generar reconocimiento hacia tu marca, fidelizar al cliente y que este te recomiende a sus comunidades. Y ya sabemos, como decía Philip Kotler, que la mejor publicidad para una marca es la que le hacen los clientes satisfechos.

    Es cierto que el Plan de Negocio es hoy tan importante como siempre:  Difícilmente será viable una empresa que falle en encontrar sus vías de financiación, que no contacte con los proveedores adecuados o yerre en sus canales de distribución o sus puntos de venta. Pero el éxito en los negocios requiere un plus, exige algo más: requiere que el emprendedor se convierta en una esponja, absorba todos los ímputs que le llegan sobre las necesidades de su público y los convierta en soluciones para ellos.

    Decía el profesor Agustín Medina, en una entrevista concedida al blog de Primeras Posiciones, que cuando surgió el Marketing, en los años 50, la demanda era más fuerte que la oferta, y a los fabricantes les bastaba con hacer un buen producto, ponerle un precio competitivo, distribuirlo bien y promocionarlo con publicidad. El cliente estaba dispuesto a comprar todo aquello nuevo que se le ofrecía, por lo que para triunfar con una buena idea era mucho más sencillo. Creo firmemente que Medina tiene toda la razón: El Marketing, la comercialización de un producto, es mucho más complejo hoy que hace unas décadas.

    Porque no es suficiente con tener una buena idea. Es indispensable que esta idea sea útil para el público en el que has pensado al desarrollarla, que cubra una de sus necesidades. De ahí que también sea indispensable diferenciarse de la competencia, ofrecer algo muy valioso que no estén ofreciendo tus rivales. ¿Y cómo lograrlo? Siendo muy analítico, dedicando muchas horas a pensar en tu público, y siendo creativo. Arriesgando.

    Es el caso, por ejemplo, de la nueva app que avisa de los retrasos y las huelgas de los transportes públicos o de lavanderías que abren 24 horas para facilitar el día a día de sus clientes. Negocios creados pensando en qué necesitan ellos. Ideas que funcionan.

    Sólo así un negocio puede ser exitoso evitando además entrar en una guerra de precios. Porque cuando lo que ofreces no es mejor, ni más útil, que lo que ofrece la competencia, sólo te queda una opción: rebajar los precios. Pero no todas los consumidores buscan precio sin importar nada más. Reconocerlos forma parte del éxito.

    Start the revolution! Creativity kills the price war!

    No hay comentarios