El Tamaño sí que importa por @CycGestion

    A un que pueda sonar algo jocoso y más de alguien lo lleve a un terreno equivocado, el tamaño o dimensión de la empresa sí que importa y condiciona su capacidad de crecimiento y competitividad.

    Pero la pregunta que se debe hacer todo directivo o empresario, no es sobre su dimensión, que es la que es y poco o nada puede hacerse en el corto plazo para modificar esa situación, es más muchas empresas con un crecimiento desmesurado presentan serios problemas de viabilidad y seguridad. Lo que se debe cuestionar es como transformar esa supuesta desventaja que significa un tamaño empresarial reducido en una ventaja competitiva.

    A muchos nos puede traer recuerdos futbolísticos de nuestra infancia como aquel compañero que era más bajito y menudo que nosotros, era el crack del equipo, sin ir más lejos hoy por hoy basta ver al considerado mejor jugador del momento. El por su habilidad y capacidad ha transformado una supuesta desventaja (su dimensión) en una Enorme Virtud, su profesionalidad y capacidad técnica han sido determinantes, pero también el encontrarse con el Equipo Adecuado, un elemento  incuestionable para su desarrollo.

    Pues bien en el mundo empresarial pasa exactamente lo mismo, podemos transformar una supuesta desventaja en una virtud a base de trabajo, capacidad, profesionalidad, técnica y otros innumerables aspectos, pero si no tenemos un equipo adecuado donde mostrarlo seguramente se quedara en el más profundo de los anonimatos.  Por ello las alianzas, acuerdos, convenios, agrupaciones y todo aquello que nos permita como empresa sumar sinergias y apoyarnos mutuamente unos a otros debe ser cuidadosamente estudiado y valorado para promover nuestro desarrollo y aumentar nuestra competitividad.

    Este aspecto se hace extremadamente crucial cuando hablamos de internacionalización, de buscar mercados externos donde comercializar nuestros productos o servicios, de crecer más allá de nuestras fronteras, es preciso contar con apoyos de profesionales especializados en el mercado al que nos dirigimos, que conozcan las características del mismo y de nuestros productos o servicios, que sepan aunar esfuerzos de otras empresas. Sumar esa es la clave.

    Estamos sumidos en una crisis de la que no se sabe cuándo podremos salir, los tiempos que se avecinan se prometen complejos y difíciles, por ello es fundamental que las empresas tengan alternativas de crecimiento, que busquen alianzas de desarrollo, que se apoyen unas a otras a un que en teoría puedan ser competencia. Sumar es la clave.

    Si sumar es la clave y lo repetiré todas las veces que haga falta y a todo aquel que me quiera oír, pero sumar requiere conocimiento, dedicación, confianza, seguimiento, esfuerzo productivo, por ello se hace imprescindible el contar con una estrategia bien definida y realista que nos proporcione objetivos viables y facilite nuestro crecimiento y sostenibilidad

    No hay comentarios