Emprender… Sí, ¿Pero dónde? por @Mariarus0

    Maria-Christina Blogger en TodoStartupsCada vez más el desarrollo de nuevas tecnologías facilita la vida cotidiana de cada uno de nosotros. El empleo de ordenadores y dispositivos móviles está revolucionando nuestra manera de relacionarnos con el mundo exterior. Las distancias se han acortado y ahora es posible, comunicar, comprar, estudiar en cualquier sitio que tenga una conexión internet.

    Si ya nos hemos acostumbrados a estos cambios en nuestra rutina cotidiana, nos está costando un poco más acostumbrarnos a la idea de que es posible, no solamente trabajar desde nuestras casas gracias al teletrabajo, si no que también podemos ir más allá: ¿Por qué no montar nuestro proprio negocio?

    Trabajar desde casa montando una empresa en la red puede parecer el sueño de muchas personas hartas, por ejemplo, de estar vinculadas a horario agotadores, de incomodos desplazamientos y de tener jefes.

    Este nuevo formato de empresa ofrece numerosa ventajas pero al mismo tiempo también incomodos inconvenientes.

    Las principales ganancias en montar este tipo de negocio es seguramente la disminución de los gastos de tener una oficina puesto que no se pagaría alquiler ni nuevo mobiliario. Además la completa independencia a la hora de gestionar tu horario de trabajo, te permitirá ganar calidad de vida en muchos aspectos de tu vida cotidiana.

    Sin embargo, emprender desde casa lleva consigo muchas responsabilidades, de las que el nuevo emprendedor tiene que ser bien consciente. En primer lugar, la organización es la base de tu negocio: cada minuto que se desperdicia es dinero que no se gana.

    Hay que establecer una serie de normas y esforzarse al máximo por cumplirlas. La fuerza de voluntad y la disciplina son fundamentales para empezar una carrera de fondo como es montar tu propia empresa.

    Es muy aconsejable fijar un horario de trabajo, entrada, comida y salida. Organizar las tareas por objetivos, semanales o mensuales y, sobretodo, evitar cualquier tipo de distracción del hogar como cuidar de los niños, de la mascotas o cumplir cualquier tipo de labor domestica. Lo ideal sería instalarse en una habitación lo más aislada posible del resto de la vivienda para evitar que la dinámica familiar pueda molestar tu productividad.

    La clave del éxito está en saber separar mentalmente la casa del negocio. Además es esencial que la pareja y en general el entorno entienda bien que trabajar en casa no significa estar disponible.

    Muchas veces eso resulta demasiado difícil, además la soledad y la falta de interacción diarias con otras personas pueden perjudicar nuestro estado de ánimo y, por tanto, nuestro negocio.

    Hay muchas formas para poder obviar este tipo de problema sin la necesidad de aumentar los gastos de la empresa: los espacios de coworking y los centros de negocios.

    El coworking es una forma de trabajo, desarrollada en los últimos años, que une freelances emprendedores y pymes de diferentes sectores en un mismo espacio de trabajo. Esta solución permite a los coworkers llevar a cabo sus proyectos de forma independiente, limitando los gastos, pero al mismo tiempo fomenta la colaboración conjunta. No es un sencillo espacio de trabajo, sino que crean reales “comunidades” de trabajadores, dónde se imparten cursos, reuniones y eventos de networking, para fomentar sinergias y nuevos proyectos entre sus miembros.

    Los centros de negocios se pueden definir “hoteles de empresas” ya que en un espacio común los diferentes usuarios pueden encontrar oficinas y salas de reuniones, formación, oficinas virtuales además de una recepción y de un equipo administrativo. Los emprendedores no tienen que poner ninguna inversión inicial y pueden alquilar el servicio por el plazo de tiempo que creen oportuno (una hora, un mes, un año,…). En estos espacios, se encuentran muchas más empresas pequeñas y emprendedores que en los espacios de coworking.

    También queda la posibilidad de alquilar y encontrar gente para compartir una oficina con otros profesionales afines, para poder favorecer sinergias y colaboraciones así como ahorrar costes. El sitio web CoworkingON.es os ayudará en esta tarea.

    Así que ya sabéis si lo que deseas es montar una empresa propia podéis elegir dentro un vasto abanico de posibilidades. Eso sí, vuestras ideas y vuestra fuerza de voluntad son los que os harán conseguir la clave del éxito.

    Fuentes: http://www.soyentrepreneur.com, http://www.emprendedores.es

    Post escrito en colaboración con Francesca Antimi, redactora Freelance

    CEO y Fundadora de SpacesON, el portal líder en alquiler de espacios profesionales por Internet. También asesoro a otras startups para mejorar su posicionamiento web.

    No hay comentarios