Entrevista a Loly Garrido – Gudog – Startup elegida por Wayra-Madrid 2013 por @JonathanYrula

    Jonathan Yrula - Blogger en TodoStartupsHola de nuevo queridos amigos, en esta ocasión vengo con una entrevista algo canina, si, no me he equivocado. En la anterior entrevista pudimos ver como con menos se puede hacer más, como por la lucha de un sueño logras alcanzar tus objetivos e incluso, como ver con los ojos con los que lo hacen los emprendedores.

    Veo necesario hacer referencia a una triste noticia, y es que sólo el 27% de los jóvenes se ven realmente emprendiendo su propio proyecto, y todos tienen algo en común: el talento. Un talento que estamos dejando ir, sino fuera por oportunidades como la que encontró Loly.

    Este es el caso de esta mostoleña, una joven chica de 28 años, que por su pasión hacia su mascota, dejó su trabajo porque “vio realmente una gran oportunidad” y sin más, creó Gudog, de nuevo vemos que las ganas de crear e innovar, están innatas en ese bajo 27% de emprendedores de nuestro país.

    En un ambiente totalmente distendido y alegre en las oficinas de Wayra Madrid, comienza la entrevista a Loly, CEO de Gudog:

     

    Loly, CEO de Gudog

    Jonathan Yrula: Hola Loly! ¿Cómo te encuentras? Preséntate a nuestros amigos.

    Loly Garrido: Buenas! Mi nombre es Loly, tengo 28 años y actualmente soy la CEO de Gudog.

    JY: Cuéntanos esta aventura llamada Gudog.

    LG: Gudog es una plataforma web que pone en contacto a propietarios de perros, con cuidadores de mascotas con experiencia. Estos cuidadores, alojan a los perros en su propio domicilio, creando así la primera alternativa a las residencias caninas de nuestro país. Me di cuenta de que los perros también quieren decir adiós a las jaulas y necesitan un ambiente cálido y familiar, por eso nació Gudog. Además de esto, ofrecemos paseos adaptados a cada perro, canguros a domicilio, cobertura veterinaria, y algo bastante importante de cara al usuario y dueño del perro, opiniones de otros usuarios sobre los cuidadores de Gudog para que puedan saber qué servicio escoger.

    JY: ¿Entonces tu encontraste la necesidad de crear Gudog por una frustración más bien?

    LG: Así es. Todos los días tenía que ir a mi casa en mi hora de comida para pasear a mi perra porque no tenía gente de confianza cerca de mi casa en ese momento, ni encontré tampoco en Internet ninguna empresa que ofreciese paseos o alojamiento para perros. Ví que había un problema sin solucionar y decidí, junto a mi socio Javier, comenzar con Gudog y hacérselo fácil a la gente en mi misma situación. Es la primera regla de un emprendedor, encuentra el problema, ¡y arréglalo!

    JY: Siempre suelo haceros a todos los emprendedores la misma pregunta, pero para una persona que quiera empezar y esté con dudas creo que es crucial saberlo: ¿verdaderamente te aporta algo nada trivial como crear una empresa desde cero?

    LG: Gudog nació hace un año, y sin duda alguna ha sido el más intenso y mejor de mi vida. Gracias a esto he aprendido muchísimo y conocido a gente que jamás me imaginaba que pudiera llegar a conocer. Si bien es cierto, que económicamente aún no he ganado dinero, el reinvertir tus ganancias del primer año va a ser constante para todo el que empiece, pero he descubierto una forma de ganar que no necesariamente es material: la satisfacción de ver como “tu bebe” va creciendo, y darte cuenta de que realmente eres capaz de sacar un negocio adelante.

    JY: Tu caso es verdaderamente duro en estos tiempos que corren, porque dejaste tu antiguo trabajo para fundar Gudog. ¿Recomendarías a todo el que tenga una idea que verdaderamente crea en ella, a arriesgar de esta manera?

    LG: No animo a nadie ni mucho menos a que deje su trabajo, a no ser, como era en mi caso, que lo odie y que pueda vivir sin trabajar una buena temporada. Con Gudog, ahora asumo todos los roles de mi empresa junto al desarrollo de la web con Javier, ahora no estoy encerrada en una tarea fija, sin horario y siendo yo mi propia jefa. Gano esa libertad de decidir qué es lo mejor para mi proyecto y cómo hacerlo, la satisfacción de conseguir retos imposibles y sobre todo, aprender de todos los errores que cometo, así que si tienes una idea adelante, porque vas a ganar más que perder.

    JY: ¿Gudog es tu primera idea, o tienes algunas otras en activo?

    LG: Antes de Gudog, monté un pequeño taller de costura en mi casa al que llamé Abrocharte. Cosía cosas personalizadas, delantales, era muy divertido! (Risas) Al poco tiempo me dí cuenta de que ya no me llenaba lo que estaba haciendo, así que aprendí a que no hacer. En cuanto ahora, tengo muchos “side projects” con Gudog que estoy deseando llevar a cabo.

    JY: ¿Cuáles son tus objetivos de futuro con Gudog?

    LG: Nos hemos marcado unos objetivos a corto-medio plazo que tienen que ver con la salida de Gudog a ciudades europeas y americanas, y ya estamos trabajando en ello, como diría Jose Mª Aznar (Risas). Además, planeamos la ampliación de servicios próximamente.

    Javier y Loly, fundadores de Gudog
    Javier y Loly, fundadores de Gudog

    JY: ¿Qué opinas sobre el equipo en una startup? ¿Es lo más importante para ti?

    LG: Podría afirmar una y mil veces que el equipo es lo más importante en una startup. Éstas suelen estar formadas por equipos pequeños, de 2 a 6 trabajadores en la mayoría de los casos. Si no eres capaz de complementarte con tu equipo, entonces estás perdido. Además, cada vez que un miembro de cualquier startup abandona el barco, es como si todo el personal concreto de una mega-multinacional abandonase su puesto el mismo día. ¿Te imaginas? ¡Una catástrofe! Por eso es importante también saber hacer de todo y ser polivalente a la hora de dirigir una startup.

    JY: Con Gudog y en un año has conseguido varios hitos nada fáciles, como estar en la Fundación Yuzz y haber sido una de las startups elegidas en la edición de Wayra Madrid 2013. ¿Qué te ha aportado ambas oportunidades?

    LG: Yuzz Madrid me ofreció la primera oportunidad de integrarme en un ambiente emprendedor, asistir a charlas muy inspiradoras de emprendedores de éxito, y sobre todo, me está enseñando a hacer un “business plan”, algo que en principio nos parece súper aburrido y ficticio, pero que a medida que avanzas en tu proyecto ves viendo más crucial, y te das cuenta de los objetivos que has cumplido. Como ganadores de Wayra, podemos contar con el apoyo económico que necesitábamos, unas instalaciones increíbles y el asesoramiento de unos profesionales enormes que trabajan aquí, por no hablar de la extensa red de contactos que tienen, que es increíble.

    JY: La pregunta del millón que siempre hago: ¿un emprendedor nace o se hace? ¿Y crees que en España ser emprendedor es fácil?

    LG: Puede que nazca, pero necesita ayuda para hacerse. Sin el apoyo de tu entorno y alguien que valore tus iniciativas, es muy difícil que emprendas a largo plazo. Respecto a España, no es nada fácil burocráticamente hablando. Si no nos facilitan más las cosas, la gente dejará de emprender, o tristemente, seguiremos con la fuga de cerebros a otros países, algo que apoyo totalmente.

    JY: ¿Qué crees que hace falta para emprender? ¿Es todo como lo hacía ver Steve Jobs, pasión, poder…?

    LG: A grandes rasgos es bonito, porque la base siempre es la ilusión, pero nadie dijo que fuese fácil, de hecho es todo lo contrario. Exige mucha dedicación, más que el que hayas trabajado nunca para cualquier empresa, ¡y no esperes ganar dinero en los primeros años! A lo largo de este año, he tenido días de querer tirar la toalla y meterme a buscar trabajo, pero siempre he salido a flote con más fuerza y ganas.

    JY: Para terminar, una frase que te defina.

    LG: Una emprendedora por sorpresa.

    Acabamos de leer a una chica llena de entusiasmo y porque no decirlo, también arriesgada. Una joven que forma parte de ese 27% de jóvenes que se fugan, ella misma ha dicho que o cambian las cosas burocráticas, o será imposible emprender cualquier aventura.

     Para terminar, hace unos días nos levantamos con la noticia del desplante que hizo la “marea verde” al ministro Wert. Si no facilitamos las cosas a los que verdaderamente poseen talento, el extranjero se llevará lo único que nos puede sacar de esta situación, sin becas, sin ayudas, con trabas, todo este talento que vemos a diario y que de verdad tenemos en España irá desapareciendo, y con el desapareceremos como país.

    Queridos amigos, cambiemos las cosas, animaos a crear, a soñar, es lo único que queda, y no quedaros quietos, porque ahí, mis lectores, ahí es cuando ese 27 % se quedará en un 0.1%…Hasta la semana que viene.

    No hay comentarios