¿Es legal grabar conversaciones en las centralitas telefónicas? por @FonVirtual

    Ana Lopez - Blogger en TodoStartupsNo resulta infrecuente que realicemos multitud de trámites por vía telefónica, exponiendo en ocasiones datos que atañen directamente a la intimidad del individuo, como DNI, número de teléfono, dirección o incluso cuenta bancaria. De hecho, en ocasiones realizamos contrataciones verbales por teléfono, comprometiéndonos al cumplimiento de una serie de obligaciones.

    Durante el transcurso de este tipo de conversaciones, se nos advierte por la otra parte que nuestra conversación puede ser grabada por una centralita telefónica, en base a diferentes motivaciones: calidad de servicio, seguridad, formación…

    Pero, ¿Es legal la grabación de llamadas?

    Sin ahondar en cuestiones técnicas, una temprana sentencia del Tribunal constitucional establece con claridad los límites que encuentra la grabación de conversaciones al colisionar con el Derecho a la intimidad personal.  En la STC 11/1984 de 29 de noviembre dispone que “quien graba una conversación de otros atenta, independientemente de toda otra consideración, al derecho reconocido en el art. 18.3 CE; por el contrario, quien graba una conversación con otro no incurre, por este solo hecho, en conducta contraria al precepto constitucional citado.”

    Por tanto, la puesta en conocimiento a la otra parte evita cualquier menoscabo a la intimidad en las comunicaciones y, en última instancia, a la intimidad personal del interlocutor.

    Cubierta esta garantía fundamental, la grabación de conversaciones puede tornarse como una herramienta de enorme utilidad tanto para particulares como para empresas. No sólo contribuye a la confección de un registro de todo lo que se ha hecho por vía telefónica sino que, al mismo tiempo, puede arrojar un efecto probatorio y de comprobación ante eventuales problemas legales.

    Gracias a los avances tecnológicos, la capacidad de grabar llamadas ya no es sólo de grandes corporaciones sino que pueden ser llevadas a cabo por parte de cualquier particular a través de sus smartphones.

    De igual forma, en el ámbito empresarial, la sustitución de las centralitas telefónicas “físicas” por centralitas virtuales o centralitas en la nube, permite la grabación sistemática de las llamadas y sus diferentes usos, sin necesidad de realizar inversiones ni mantener ningún tipo de infraestructura.

    No hay comentarios