¿Es más rentable ahorrar durante 10 años o 40 años? Sorpresa … por @Germanovb

    German Fernandez - Blogger en TodoStartupsImagina que tenemos dos ahorradores, que aportan 2500€ al año a un plan de ahorro para su jubilación. Uno durante 10 años y otro durante 40 años. ¿Cual crees que acabara teniendo más dinero acumulado?

    Pues aunque pienses que estoy loco y que lo que voy a decir a continuación es imposible, te confirmo que realizar un plan de ahorro durante 10 años te puede dar más rentabilidad que un ahorro de igual cuantía realizado durante 40 años… ¿Quieres saber cual es el truco?

    El como conseguirlo es una de las cosas buenas de tener conocimientos de educación financiera y entender el enorme poder del Interés Compuesto, o también puedes llamarme y contar con mi ayuda como consejero financiero.

    Te aseguro que no es magia ni brujería, es algo que cualquier entidad financiera sabe y debería de contarte para que todos podamos sacar el máximo rendimiento de nuestros ahorros y alcanzar la tranquilidad en temas financieros. Como poca gente cuenta estas cosas, ya estoy yo para decirlo. Aprovechadlo al máximo.

    El interés compuesto surge cuando los intereses se añaden al principal sistemáticamente periodo tras periodo, y por tanto dichos intereses también generan intereses.  Es decir, en palabras que todos entendemos el efecto del interés compuesto es algo tan misterioso como ahorrar sin sacar los  intereses que vamos generando y que se sumen al ahorro aportado. Este proceso genera un efecto de bola de nieve. A cada vuelta (años) que da es esa bola de nieve (Capital ahorrado) es más grande por los copos nieve (Intereses) que se pega a ella.  Y así periodo tras periodo. Es más, Albert Einstein dijo “El interés compuesto es la fuerza más poderosa de la galaxia…” Esta frase tan rimbombante nos da una idea de la  importancia de su aplicación sobre nuestros ahorros.

    Para demostraros que no estoy contando cuentos chinos os voy a hacer una simulación, aunque hay muchos ejemplos y literatura sobre la fuerza del interés compuesto. Vamos a suponer que tenemos dos personas ahorradoras, una de 20 años y otra de 30 años.

    El joven de 20 decide empezar a ahorrar 2500€ anuales durante 10 años a un plan de ahorro para su jubilación  y dejar de aportar a ese plan de ahorro llegado el año 10 del mismo. Y otra persona preocupada por su jubilación, que ya tiene 30 años y aportara la misma cantidad anual hasta el día de su jubilación a los 70, por poner cifras redondas. Pues me reitero, cuando lleguen a la jubilación, el joven de 20 años tendrá mas dinero acumulado aportando solo durante 10 años que el otro ha aportado durante 40 años.

    Y esto es así por el factor tiempo. Cuanto antes empecemos a ahorrar, mas grande sera la fortuna que generemos. Vamos a ver como es eso. Ambos tienen el mismo producto de ahorro que genera  por ejemplo  7% TAE al ser a largo plazo. El Joven  que empieza a ahorrar a los 20, deja de aportar al plan a los 30. En ese momento tiene un ahorro generado de 34.541€ y deja el capital alimentándose solo de los intereses hasta los 70 años. Cuando se jubile tendrá un capital acumulado de 517.232€. Es decir que ahorrando durante 10 años 25.000€, consigue generar unos beneficios pasados los 40 años de 492.232€ gracias al efecto del interés compuesto (22 veces el importe aportado al plan de ahorro).

    Por el otro lado tenemos a la persona que tiene 30 años y ha decidido ahorrar durante 40 años 2500€ anuales para su jubilación en el mismo producto. Pues llegando el momento de jubilarse a los 70, tiene acumulado un ahorro total de 499.087€. Es decir que habrá aportado un total de 100.000€ y le habrá generado  399.087€ de beneficio (5 veces el importe aportado al plan de ahorro).

    Este es el poder del interés compuesto. ¿Otro gallo nos cantaría si nos lo hubieran contado cuando teníamos 20 años? La gran ventaja que tiene la persona de 20 años es que comenzó mucho antes a generar su ahorro, con lo cual la bola de nieve cuando dejo de aportar era ya muy grande y al igual que los intereses que genera. El tiempo es vital para potenciar los efectos del interés compuesto. Y lo que tenemos que ser conscientes es que  tales cifras de dinero se consiguen con tan solo un ahorro de 208€ al mes.

    Aunque con ahorros mucho más modestos también se consiguen importes muy interesantes. No somos conscientes de lo que podemos conseguir con un mínimo de ahorro inteligente y tiempo para dejar que crezca. Imaginaros un escenario todavía mejor. Que vuestros padres se hubieran adelantado y comenzaran por vosotros ese plan de ahorro nada mas nacer. Y no es birria de cartilla que nos ponían a todos. Un plan de verdad para poder comprarnos una casa, casarnos o montar nuestra empresa sin tener que mendigar financiación. No os digo la cifra porque asustaría a más de uno, pero os jubilaríais siendo millonarios.

    La conclusión que debemos sacar de esta simulación, y es algo que yo siempre cuento a mis clientes y a los asistentes a mi seminario de Salud Financiera, es que nunca es demasiado pronto para empezar a ahorrar y ningún importe es demasiado pequeño. El tiempo es nuestro mejor aliado.

    Podéis poneros en contacto conmigo para estudiar cualquier situación personal o inquietud que tengáis sobre temas de finanzas personales, o solicitar un seminario personalizado para tratar temas tan importantes como este.

    No hay comentarios