¿Está cerca el fin de la telefonía fija? por @Fonvirtual

    Ana Lopez - Blogger en TodoStartupsLos cambios que ha experimentado la tecnología y, en concreto, el mundo de las telecomunicaciones, ha supuesto una plena metamorfosis en el mundo empresarial.

    Las estructuras empresariales buscan adaptarse a las soluciones tecnológicas del momento, especialmente a las más innovadoras y que más valor aporten. En esta dinámica de mejora continua de las herramientas, las empresas llegan a alcanzar unos altos niveles de eficiencia en sus comunicaciones.

    Ya queda lejos el tiempo en el que el único medio de contacto de la empresa era la telefonía fija: una única línea fija con la que debía funcionar toda la empresa y que, evidentemente, era víctima de sus propias limitaciones.

    La aparición de las centralitas físicas, ayudaron en la atención telefónica a los clientes, distribuyendo las llamadas entre diferentes extensiones y consiguiendo una generación de valor muy importante que jugaron muy a favor de las empresas.

    Sin embargo, existían las limitaciones propias de la telefonía fija. Es decir, la gestión de esas llamadas era posible solamente desde un único centro geográfico, sin permitir una gestión en diferentes localizaciones de forma simultánea.

    La aparición de la telefonía móvil, sin lugar a dudas, supuso la entrada en una nueva era en las telecomunicaciones. La posibilidad de llamar y recibir llamadas desde cualquier punto, generó una amplia gama de posibilidades tanto a nivel usuario como para profesionales. El siguiente paso en la evolución, casi inmediato, fue la integración en la empresa de las soluciones de valor añadido conjuntamente con la telefonía móvil.

    La irrupción de la centralita virtual, una suerte de centralita telefónica que mantenía todas sus funcionalidades pero que funcionaba a través de tecnología en la nube, permitió el aprovechamiento de las múltiples líneas móviles de empresa para entregar allí las llamadas y convertirlas en extensiones.

    Es decir, empezó a ser posible que personas desde diferentes lugares interactuasen de cara al llamante con una absoluta uniformidad de empresa, tal y como sucedía en los comienzos con las centralitas físicas. Es decir, las posibilidades se multiplicaron enormemente sin renunciar a ninguna funcionalidad y haciéndolo a precios más competitivos.

    No hay comentarios