Experiencia FanaticLeague .com – Juega en las mejores ligas Europeas, online!

    Hay varias noticias relacionadas con el sector de los video juegos y juegos online muy interesantes que ponen de manifiesto el gran interés que, este tipo de Proyectos, están provocando y … no sólo a nivel internacional sino a nivel nacional – eso es lo mejor -.

    El sector del ocio online genera muchos millones de euros de facturación en nuestro país, consolidándose como un gran escenario en el que desarrollar Proyectos y Emprender.

    El Proyecto que os presentamos hoy es FanaticLeague.com (En Twitter), una plataforma que nos permite competir en las distintas ligas Europeas con otros usuarios. Podemos definir nuestros Equipos, realizar fichajes y realizar un seguimiento en tiempo real de la evolución de nuestro Equipo en la liga en la que compitamos gracias a que FanaticLeague.com procesa los datos de las ligas reales y los extrapola a su plataforma.

    Un gran Proyecto de José Miguel Guasch (En Twitter), el Emprendedor de las Islas Baleares que lleva trabajando en este Proyecto desde que estaba realizando sus estudios de Ingeniería Informática- Lo usó como Proyecto fin de carrera y obtuvo Matrícula de Honor – y para el que ha conseguido reconocimientos importantes como: Finalista Premio Emprendedor Ibiza 2011 (Joves Empresaris de Balears), sin haber hecho prácticamente más que la idea de negocio de los juegos online bajo la modalidad freemium y un proyecto que consistía en un gestor integral de torneos deportivos.

    Reconocimientos que le han permitido promocionar su Proyecto y motivar a todo el Equipo que hay trabajando con él para lanzarlo lo antes posible …. hasta que lo hicieron el pasado mes de Mayo.

    José Miguel, enhorabuena por el Proyecto y muchas gracias por haber compartido tu experiencia con todos nosotros. Os dejo con la Experiencia de FanaticLeague.com:

    ¿Cómo se te ocurrió la idea para poner en marcha tu empresa?

    Era una idea que ya llevaba tiempo circulando por mi cabeza. Lo tenía todo pensado: el equipo de socios que quería tener es el que tengo, el cómo orientar la empresa hacia proyectos propios y globales en Internet. Emprender para mí siempre era un sueño y si no lo había hecho antes era por el miedo al fracaso. Mi miedo realmente era no intentarlo. Ahora sé que si fracaso en un proyecto, volveré a intentarlo con otro, sin duda.  En Estados Unidos, por ejemplo, valoran mucho el cómo reaccionar ante un fracaso.

    Lo más difícil, y que hoy considero que hemos tenido mucha suerte, era encontrar un espacio donde trabajar, pero conseguimos un espacio para emprendedores en el Vivero de Empresas del Ayuntamiento de Ibiza que nos ha venido genial.

    ¿Con qué apoyo personal y profesional contaste?

    La familia y los amigos no solo fueron, si no que están siendo, un apoyo muy importante. El hecho de lanzarte a la aventura (“aventura o oportunidad?”) sin apenas medios económicos es un poco arriesgado. Si tienes una familia que le cuentas tu idea y te apoya y sabes que quizás no tendrás un sueldo base como en cualquier otro empleo y que ellos te pueden ayudar es un soplo de aire fresco.

    En cuanto a los amigos, la empresa cuenta con varios socios que han puesto dinero de su bolsillo cuando le hemos contado la idea. Esto es muy importante.

    En las charlas o conferencias que he asistido sobre Financiación, Business Angels o capital semilla, lo primero de lo que se habla es de las 3F (Family, Friends & Fools “Familia, amigos y tontos”). Y realmente es verdad. Son los primeros a los que debemos acudir.

    ¿Con qué capital inicial contaste? ¿Cuánta financiación has conseguido en total para tu proyecto? ¿Quiénes son tus socios actuales?

    El capital inicial de la empresa es casi el mínimo exigible: 4.000€, correspondientes a cuatro socios que pusieron 1.000€ cada uno, ni más ni menos.

    Por suerte o por desgracia, hemos ido trabajando en los suficientes proyectos –algunos más grandes que otros- que nos han permitido disponer de mayor capital para ir saldando las facturas. Eso sí, que quede claro que nosotros estamos decididos a trabajar en lo que nos gusta, en nuestros propios proyectos y dedicarles el tiempo que necesitan. Obviamente, el desarrollo de estos proyectos tan grandes llevan su tiempo; de ahí, que a veces optamos por otros proyectos que llegan.

    Los socios actuales de la empresa somos cuatro, que son los que aportamos parte del capital inicial en un principio, los que yo en particular quería que formaran un equipo conmigo.

    ¿Nos puedes dar algunas cifras interesantes de tu empresa (clientes, usuarios …) ?

    Las cifras a las que queremos llegar con FanaticLeague.com aún son previsiones. Tenemos cifras optimistas y cifras pesimistas. Pero como soy optimista, os avanzo que en el plazo de un año vista, queremos disponer de unas doce competiciones deportivas de nivel mundial, las más seguidas, queremos que la web esté traducida a seis idiomas, y tener usuarios de todas las partes del mundo.

    ¿Cuántos? El mundo es muy grande y estamos aún en la fase Beta del proyecto, pero ¿para qué ponernos límites? En el año que cursé el MBA aprendí que los límites se los pone uno mismo, aunque por supuesto, con los pies en el suelo.

    En realidad, me agobia un poco hablar de cifras, por eso a veces prefiero que lo que tenga que llegar, llegará. Dependerá del esfuerzo y de nuestra implicación en el proyecto.

    ¿Hiciste un plan de empresa antes de empezar o te formaste de alguna forma?

    En mis estudios de Ingeniería Informática me enseñaron muchas cosas, pero sabía que no me enseñarían a crear una empresa, a pesar de cursar todas las materias relacionadas con economía que había. De ahí vino el interés por formarme con un postgrado y un MBA. Sin duda me ayudó muchísimo a la hora de crear el plan de empresa. Es básico, necesario y exigible que en cualquier carrera universitaria, formación profesional o incluso desde el instituto se enseñe a crear un plan de empresa.

    ¿Qué es lo que más te costó al arrancar tu proyecto?

    En los proyectos de Internet, el diseño cuenta y mucho. Si volviera a empezar el proyecto trabajaríamos mucho más cómodos con un diseñador gráfico porque ahora nos damos cuenta que hemos perdido mucho tiempo en ello. ¡Parece una tontería! Pero una web entra por los ojos y por la facilidad que tiene un usuario en navegar por ella. La incertidumbre también es algo que está en tu cabeza. Pero somos jóvenes –creo- y estamos motivados por lo que hacemos. Como decimos en la oficina, hasta que no ganemos, es nuestro hobby.

    ¿Qué tecnología usáis para el desarrollo de vuestro portal?, ¿Y Para comunicaros con vuestros clientes?

    Estamos utilizando tecnologías Microsoft para desarrollar, pero también Android para la plataforma móvil, PHP para las plataformas de comunicación con los usuarios, MySQL para las bases de datos, etc. Tocamos un poco todo, la verdad.

    “La tecnología es un medio, no un fin”. Esto lo he aprendido este año. ¡Cuánta razón! La tecnología en si no es lo que va a hacer que un proyecto funcione, es la funcionalidad que quieras darle. A un usuario le da igual en qué se programa un juego online, lo que quiere es que funcione, que se lo pase bien.

    Admito que hemos tenido discusiones dentro del equipo por la tecnología a usar, pero ya no.

    Si volvieras a empezar, ¿Cambiarías algo?

    La tecnología jajaja. No, es broma. Trabajaríamos más eficazmente con un diseñador, aunque el coste quizás se dispararía algo más. Pero en general y por ahora, estamos satisfechos. Y te lo dice alguien muy perfeccionista. Pero la vida nos ha llevado aquí, y desde aquí tenemos que dar los siguientes pasos.

    Reflexiones y recomendaciones a Emprendedores

    Se tiende a abusar del tópico “Está todo inventado”. Pues no, no lo está todo. Pau García-Milà, creador de eyeOs, siempre dice una frase que me encanta: “Está todo por hacer” (de hecho, es el título de su libro). Reconozco que la he utilizado muchas veces.

    Otra de las recomendaciones que le daría a nuevos emprendedores es que persistan, si creen que tienen una buena idea fundamentada sobre una buena oportunidad, deben ir a por ello, tocar muchas puertas. Habrá tropiezos y será importante levantarse, dar un paso atrás y coger carrerilla para el siguiente paso.

    Y ya la última. A veces la simplicidad es la máxima sofisticación.

    No hay comentarios