Experiencia Martin Miller’s: Especial para los mejores momentos AfterWork

    Hace unas semanas nos invitaron a un evento especial, una e-cata de una gran marca, Martin Miller’s y la hicimos ayer. El objetivo de esta invitación era compartir la experiencia que llevó a Martin Miller a crear una de las mejores Ginebras del mundo – historia alucinante – a la vez que mostrar cómo se hace el mejor GinTonic del mundo con esa bebida, of course.

    El mensaje que encierra la historia de Martin Miller es: “Si quieres ser el mejor has las cosas de modo diferente y especial” y esto hizo el Sr. Miller.

    Fue el 1999 cuando se le ocurrió crear una nueva línea de Ginebras Premium – la primera Ginebra Premium del mundo – y para ello tuvo que innovar tanto en el proceso de destilación como en los ingredientes. La Ginebra Martin Miller’s se destila 3 veces en el mismo alambique de cobre – al que llaman cariñosamente Ángela – y construido en 1903. Una vez que obtienen el tercer destilado – todo el proceso se hace en Londres – se lo llevan a Islandia para mezclarlo con – según el Sr. Miller- la mejor agua del mundo, la más pura … el agua de Islandia, ahí es nada.

    Eso fue lo que hizo distinta a Martin Miller’s, el agua. Algo tan sencillo como eso ha hecho que ha obsesión del Sr. Miller por conseguir la mejor Ginebra del mundo de como resultado una de las mejores bebidas en su sector y sea valorada como tal.

    Tras contarnos la historia nos enseñaron a hacernos el mejor Gintonic del mundo, os aseguro que el relato del Barman fue digno de ser escuchado porque compartió con nosotros infinidad de detalles para conseguir hacer el mejor Gintonic del mundo.

    Os voy a hacer un resumen de la experiencia del mejor Gintonic del mundo con Martin Miller’s:

    Ingredientes: Hielo, lima, tónica Schweppes Premiun, Enebro y Martin Miller’s.

    Preparación:

    1. La Ginebra debe estar en el congelador.
    2. Enfriar la copa al máximo metiendo cubitos y removiéndolos. Luego tirar esos cubitos.
    3. 1/4 de Martin Miller’s.
    4. 3 granitos de Enebro.
    5. Una tira de la corteza de una lima.
    6. 5 Hielos.
    7. Poner la tónica – 3/4 – con mucho cuidado para que no pierda el gas: Esto se suele hacer vertiendo la tónica ayudados con una cuchara con el fin de que se vaya deslizando sobre la misma y pierda la menor cantidad de gas.

    Y, por último sólo nos quedaría disfrutar de la experiencia de una copa con muy poco alcohol y el sabor del mejor Gintonic del mundo para nuestros momentos AfterWork en los que nos apetezca disfrutar de una copa de lujo antes de cenar o de comer.

    Fue una grata experiencia en la que nos gustó participar y de la que nos quedamos sobre todo con la obsesión del Emprendedor Fundador de la Marca. Obsesión que le ha servido para ser único y para transformar su bebida en la primera Ginebra Premium del mundo.

    Os dejo con algunas imágenes de la materia prima, del Producto y de la eCata:

    0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

    No hay comentarios