Google construirá un coche totalmente autónomo

    Coche autonomo de Google

    Será un vehículo compacto, eléctrico, biplaza y que no tiene volante ni pedales, sino tan solo un botón de encendido y apagado y una pantalla en la que se muestra la ruta del coche. Así será el nuevo invento de Google, que tras varios años experimentando, ha conseguido su propósito.

    El cofundador de Google, Sergey Brin, ha anunciado este avance tecnológico durante la conferencia Codecon que se celebra en California, Estados Unidos, y ha explicado que se trata de un vehículo más avanzado y construido por los ingenieros del gigante tecnológico. En él se aúnan todos los adelantos que han conseguido a lo largo de los años y que, finalmente, están en un único dispositivo.

    El nuevo coche estará destinado a áreas urbanas y suburbanas, y podrá alcanzar una velocidad de 40 kilómetros por hora como máximo. Cuenta también con dos sistemas de dirección y frenado para que, en el caso de que falle uno, se active automáticamente el otro. Además, han añadido un frontal con material esponjoso para así salvaguardar la seguridad tanto del conductor y ocupantes del vehículo como de los peatones.

    En principio, la compañía construirá un centenar de unidades que servirán para hacer las pruebas pertinentes. Aún así, la salida al mercado todavía está por ver, ya que según indicó el propio Brin, quedan “años de ajuste”.

    Ahora bien, el principal problema al que se pueden enfrentar los ingenieros de este vehículo son los accidentes, si bien los anteriores prototipos de coches sólo han tenido un accidente, y este se produjo cuando el conductor tenía activado el control manual.

    En este sentido, el cofundador de Google ha confiado en que los vehículos de Google sean autónomos y reduzcan el número de accidentes en carretera, ya que la mayoría de ellos se deben al factor humano.

    Del mismo modo, Google anunció que determinadas compañías podrán tener un prototipo pero estos coches deberán tener pedales y volante y siempre deberán tener un conductor capaz de tomar las riendas en caso de peligro. Además, tendrán que estar asegurados por más de cinco millones de euros.

    Estos son los inconvenientes del nuevo vehículo, la normativa, en la que Google confía que haya nuevas regulaciones menos estrictas para este tipo de dispositivos autónomos.

    No hay comentarios