Grandes lecciones de 4 Startups que fracasaron

    Grandes lecciones de 4 Startups que fracasaronArtículo original de John Boitnott, consultor de medios digitales desde hace mucho tiempo y periodista que vive en San Francisco. Ha escrito para VentureBeat, USA Today y FastCompany además de ser colaborador en Entrepreneur.com.

    Con miles de nuevas startups por todo el mundo creando nuevos productos, no es de extrañar que el 75 por ciento de ellas fracasen. Es realmente una buena cosa porque el nacimiento de las startups y la muerte delas mismas ayuda al ecosistema en general. Los emprendedores pueden aprender tanto de los errores como de los éxitos.

    La mala gestión, el marketing ineficaz y el estrés del equipo son algunas de las muchas razones por qué las que las startups fracasan.

    “Comenzaste a construir una startup con amigos que no tenían habilidades complementarias, o todo lo contrario, personas que consideras que tienen un perfecto equilibrio y habilidades, pero completamente con diferentes formas de comunicación”, dice Cassandra Phillips, fundadora de Failcon, una agrupación de fundadores de startups que fracasaron y comparten lo que aprendieron.

    Ten en cuenta estas startups de renombre que fueron grandes promesas. Algunos fueron adquiridas o llegaron a salir en bolsa, pero nunca despegaron. Ahora cada una de ellas son sólo una estadística más.

    1. Gowalla:

    Millones de personas pudieron disfrutar de esta red social basada en la ubicación que empezó en 2007 y cerró cinco años después. Múltiples problemas bloquearon a Gowalla para llegar a ser atractiva para las masas. Foursquare le robó el protagonismo. El check in no era tan fácil de usar.

    La compañía ofrecía una aplicación web móvil antes que la tecnología de teléfonos inteligentes estuviera lo suficientemente avanzada para crear una experiencia de usuario positiva. El manejo de la misma y el entusiasmo cayeron como Gowalla cambió el enfoque y eliminó las características.

    La startup recaudó $ 8,3 millones en una ronda de capital de riesgo, pero finalmente fue comprada por Facebook por $ 3 millones. Incluso cuando tu empresa es adquirida, puede fracasar.

    La lección:

    Evita competir con un gigante. Si vas en contra de Facebook, te enfrentas a una batalla cuesta arriba. Asegúrate que puedes ofrecer la tecnología que prometes. Tienes que preguntarte cómo las cosas podrían haber sido si Gowalla hubiera debutado recientemente, como las aplicaciones móviles han ganado fuerza debido a los teléfonos más rápidos y a la existencia más usuarios.

    2. Pay By Touch:

    Incluso con una larga lista de inversores que respaldando esta compañía que utilizaba las huellas digitales para procesar los pagos, Pay By Touch en realidad nunca llegó a despegar.

    Las acusaciones de fraude, y los problemas de l consejo de administración persiguieron el fundador antes que la compañía se declarara en bancarrota a finales de 2007.

    Los inversores estaban descontentos porque el fundador gastó cientos de millones de dólares en la compra de rivales, pero no pudo permitirse el lujo de pagar a los empleados a mediados de año. Podría haber fracasado en parte porque muchas personas están acostumbradas a las tarjetas de crédito / débito y les gusta ganar millas para viajes..

    La lección:

    Pay By Touch inventó una solución para un problema inexistente, una de las trampas más comunes de una startup. “La gente piensa que lo que están haciendo es fresco, atractivo o divertido, y cuando le preguntan a amigos sobre eso consiguen respuestas como ‘Sí, está bien'”, dijo Phillips.

    “Para que un producto se utilice en realidad, es necesario crear algo de lo que la gente se de cuenta que no pueden vivir sin él. Fácilmente la mitad de las nuevas startups fallidas de las que tengo noticia fracasan por esta razón”.

    3. RealNames Corporation:

    Fundada en 1997, RealNames permitía a los usuarios de Internet Explorer de Microsoft registrar nombres de dominio, utilizando la barra de direcciones del navegador. Esto funcionaba sin necesidad de pertenecer a un dominio de nivel superior, como. “.com” o “. net”.

    La compañía y sus partidarios recaudaron más de $130 millones en financiación. RealNames cerró sus operaciones en el año 2002 tras la decisión de Microsoft de redirigir el billón de páginas vistas por trimestre que RealNames determinaba desde la barra de direcciones del navegador al motor de búsqueda de MSN.

    La lección:

    RealNames dependía de las decisiones de una empresa gigante para su supervivencia. No dependas de la compañía de otra persona para la eficacia y la viabilidad de tu producto.

    4. Pets.com:

    Este famoso desastre de la era de las .com que vendía productos para el cuidado de mascotas online sólo duró dos años, de 1998 a 2000. La compañía invirtió millones de dólares en campañas de marketing, incluyendo un anuncio en la Super Bowl. Los ejecutivos que pensaban que estaban interviniendo en una industria a prueba de recesión descubrieron que el nicho del mercado de mascotas no trajo suficiente dinero.

    El envío de los suministros de mascotas costaba demasiado. Artículos de mayor precio, como los juguetes, no podían ser ofrecidos a precios competitivos. La ventas de Pets.com dependían problemáticamente de los descuentos que recortaban los beneficios.

    La lección:

    Sé brutalmente honesto contigo mismo sobre tu progreso. “Demasiados fundadores fracasan porque tienen miedo a pedir ayuda”, dice Phillips. “Te prometo que las cosas serán tres veces más fácil si eres honesto contigo mismo y con los que te rodean. Muy pocos fundadores lo son”.

    Fuente: http://www.entrepreneur.com/article/235028

    No hay comentarios