Haz que tu Startup funcione – Caso TicketBis .com – Por Carmen Navarro

    A finales de 2009 hicieron de su idea de negocio una Startup, y casi tres años después, Ander Michelena y Jon Uriarte, nos cuentan su intensa trayectoria como CEO’s y fundadores de Ticketbis.com.

    Cuando se les pregunta cuál es la receta mágica del éxito, se echan a reír. Confiesan que no creen en un “perfil básico” de emprendedor ni en una fórmula secreta que garantice buenos resultados, aunque sí afirman que existen unas condiciones básicas para que el negocio funcione.

    A nivel personal, nos cuenta Ander, es fundamental el esfuerzo, la constancia y el espíritu de superación. Hay que vencer el miedo al fracaso y aprender a potenciar al máximo las habilidades de cada uno, pero sobre todo hay que creer en la idea, que es la protagonista de esta “historia” (y lo seguirá siendo por mucho tiempo).

    Jon, además, añade que todo esto no tiene sentido sin una buena formación y un grado de experiencia: no podemos emprender a ciegas pese a que nuestra idea nos parezca perfecta: una buena planificación previa y un exhaustivo estudio de mercado nos ayudó a asegurarnos de que estábamos en el buen camino.

    Ambos coinciden en que tener su propia empresa les ha cambiado la vida. Después de algunos años trabajando en Londres en banca de inversión, reconocen que dirigir su negocio les ha dado una gran libertad y mucho más poder de decisión.

    Hemos podido rodearnos de un buen equipo de profesionales, que nos ayudan cada día a que el proyecto siga adelante, asegura Ander. Ver cómo vamos creciendo es una de las mejores recompensas, dice Jon, pero es cierto que este trabajo implica una gran responsabilidad y mucho sacrificio. Y cuando hablan de sacrificio recuerdan especialmente los primeros meses, que son siempre los más difíciles.

    Dejamos de trabajar en Morgan Stanley en Londres para volver a casa de nuestros padres, montamos nuestra oficina en el dormitorio de Jon y allí trabajábamos 18 horas al día… ¡imaginad el cambio!

    Pese a esto, y aunque la palabra sacrificio esté siempre presente en su rutina diaria, reconocen que no solo no se arrepienten de haber tomado esta gran decisión, sino que volverían a tomarla si fuese necesario. Por eso animan a los que ahora tienen dudas a que se asesoren, organicen un buen grupo de trabajo y defiendan su idea con constancia y optimismo.

    Como dicen ellos, no hay un momento perfecto para emprender: la decisión de emprender la tomas tú, simplemente tienes que tener convicción y seguridad en ti mismo, porque las condiciones nunca serán perfectas.

    No hay comentarios