Hoy es un buen momento para evaluar costes por @Fonvirtual

    Ana Lopez - Blogger en TodoStartupsEl comienzo del año es el momento destinado para las empresas para trazar su planificación estratégica y su presupuesto. Se trata de hacer más con menos recursos, premisa especialmente difícil de llevar a cabo por las pequeñas y medianas empresas.

    En este contexto, es muy importante detectar cuáles son las fuentes de nuestros costes, evaluarlas y analizar cómo podemos reducirlas. Existen muchos costes que son considerados como costes hundidos, cuyo desembolso no provocan en apariencia un realzamiento de nuestro rendimiento. Es el caso de la telefonía, Internet y demás servicios de telecomunicaciones. ¿Cómo podemos minimizar estos costes?

    Aún existen muchas líneas de teléfono que sostienen servicios de fax. Una vez más, hay que pensar en alternativas más baratas. Existe la oportunidad actualmente de sustituir estos servicios por una nueva actualización del modelo: el fax por Internet.

    Esta solución “en la nube” permite el envío y recepción de fax sin tener que adquirir ningún tipo de hardware o software, eliminando igualmente los costes de mantenimiento, amortización de equipos y gastos de su uso diario (papel, tinta)

    Con la irrupción del email, muchos empresarios se cuestionario la viabilidad del fax en el largo plazo. Esta duda era perfectamente razonable, y se fue consolidando durante gran parte de la década pasada. De algún modo, Internet y el email habían acabado con el fax. Sin embargo, en 2014, el fax es aún una garantía para las transacciones de documentos en el ámbito profesional porque se sigue requiriendo seguridad en el envío, acuse de recibo y firma. Se trata, en definitiva, de aprovecharse del funcionamiento garantista que ofrece el fax por Internet frente a la simple comunicación por email, gracias al funcionamiento a un funcionamiento del fax mucho más eficiente del que se hacía con el fax analógico.

    Si tu empresa usa fax para el envío de contratos, propuestas, reclamaciones o cualquier otro tipo de documento, es hora de pensar en un uso del fax más eficiente. Si no aún no lo hace, también es hora de empezar a asegurar tus comunicaciones y hacerlo.

    No hay comentarios