Internacionalización Web y Startups: las 5 claves del éxito por @BaseKit_es

    Jaime Jimenez - BaseKit_esSi tenemos una Startup, se trate o no de una empresa online, parece obvio que podemos aprovechar las ventajas que ofrece Internet para hacer crecer nuestro negocio rápidamente y llegar a otros mercados internacionales. Hace tan solo unos años este proceso era enormemente costoso, tanto por la inversión necesaria en tiempo como en dinero.

    Sin embargo, ahora, con todas las ventajas que nos brindan las nuevas tecnologías y el entorno 2.0, podemos llegar con éxito y facilidad a otros mercados fuera de nuestras fronteras. Pero para ello, según los expertos de BaseKit, editor web para pymes y profesionales, será imprescindible trabajar en adaptar nuestra página web a este nuevo entorno. El contenido y la forma de nuestra página web tienen una importancia fundamental, no sólo para la creación de la marca o imagen de nuestro negocio, sino también para nuestra estrategia de ventas.

    Si pensamos que simplemente traduciendo nuestra web estaremos listos para conquistar otros mercados, estaremos equivocándonos. Existen algunas cuestiones específicas, absolutamente básicas, que debemos tener en cuenta antes de poner en línea la réplica de nuestro negocio online en otro país. Según BaseKit, son las siguientes:

    1. Localización vs traducción: Más allá de adaptar el texto al idioma correspondiente, el contenido debe estar localizado en cada mercado, incluso entre países con el mismo idioma. El acercamiento a cada país debe ser distinto, por lo que es necesario estudiar previamente sus particularidades. Lo que funciona bien en un sitio, puede no funcionar o hacerlo de un modo muy distinto en otro.
    1. Contenidos relevantes: Tenemos que investigar qué tipo de contenidos van a interesar más al usuario y conocer también la cultura de cada lugar. Saber, por ejemplo, las festividades locales, nos permitirá adoptar estrategias comerciales a medida, trabajar en promociones especiales y, así, adaptar nuestras campañas al mercado en concreto.
    1. Diseño/Colores: Aunque pueda parecer trivial, los colores pueden tener distintos significados en cada cultura y es imprescindible tenerlos en mente cuando se hace la adaptación de la web. Por ejemplo, en países occidentales el rosa tiene connotaciones femeninas, mientras que en Corea simboliza la confianza. Lo mismo sucede con el verde, que en algunas culturas tiene un significado religioso y en otras se utiliza para transmitir connotaciones relacionadas con la naturaleza. 
    1. Redes Sociales: Hoy en día no hay ninguna duda de que es necesario estar presente en redes sociales y por supuesto incluir los links hacia las mismas en nuestra página web es algo que no podemos olvidar. Sin embargo, también es importante tener en cuenta que no en todos los países las redes sociales funcionan igual. Por ejemplo, si estamos en España, es probable que nos interese integrar Tuenti, o si tenemos a Brasil en nuestro punto de mira, deberemos valorar la opción de Orkut.   
    1. Posicionamiento web: El concepto SEO es algo que debemos tener muy presente si nuestro negocio está en Internet. Básicamente, estamos hablando de una serie de factores que van a influir en el posicionamiento de nuestra web en buscadores. En un primer momento, es suficiente con que los textos estén trabajados en el idioma del país de origen pero, en cuanto la empresa trate de abrirse a otros mercados, tendrá que realizar la traducción y adaptación pertinente.

    En definitiva, el salto al exterior puede ser un aspecto clave para muchas start-ups y emprendedores e Internet es una herramienta que puede resultarles de gran ayuda para conseguirlo. Pero para estar en Internet, donde una compañía es accesible y visible a personas de todo el mundo, es importante cuidar cada detalle y responder a las necesidades y particularidades de cada mercado.

    No hay comentarios