iPhone5: Aprendiendo a innovar – 2ª parte – por @JoseRuizPardo

    Éxito Emprendedor, Emprendedores, motivación, StartupsUna vez más asistíamos expectantes a una presentación de Apple. Todo apuntaba a un nuevo smartphone y finalmente el pasado miércoles 12 de septiembre, se confirmó. Ha nacido el iPhone 5.

    Pero algo ha cambiado tras este lanzamiento. El nuevo es mejor, sí, tiene mejores prestaciones, pero… No es tan innovador como los anteriores. Hay alguno que dice que Apple ha perdido la magia.

    La de Cupertino es una de las empresas (por no decir la que más) con más capacidad innovadora en el mundo. Así que tras cada presentación su público espera algo más que una mejora de los productos. Salir al escenario con un sello en la frente que dice “nadie innova más que yo”, implica que esperan de tí algo nuevo. No algo “simplemente” mejor. Ya se da por supuesto que presentas un producto mejorado.

    Lo anterior me lleva a continuar mi post Aprendiendo a Innovar”, escrito precisamente ante la presentación del último iPad y en la misma línea, continúo escribiendo claves.

    Novena clave: Pues lo dicho. Innovar implica que la innovación tiene que tener un ojo en el mercado. Tu mercado te ha asociado una serie de valores basándose en tu trayectoria. A Apple se le asocia el de empresa ultrainnovadora, porque es lo que ha hecho hasta ahora.

    Así que cuando innoves, piensa que tienes que satisfacer las necesidades de un mercado, pero también ser consecuente con los valores que “te has ganado”. Si no lo haces defraudarás y ese es el primer paso para perder a un cliente. Hay quien en las redes sociales afirma querer pasarse a Samsung. Su marca les ha decepcionado, no ha sido consecuente con su trayectoria… ¿consecuente?.

    Décima clave: Hay que ser consecuente, no perder la esencia. Por primera vez en mucho tiempo Apple ha bajado en bolsa tras presentar una novedad. Detalles como el cambio de cargador, que ante un producto absolutamente innovador hubiese pasado desapercibido, ahora es visto como un inconveniente.

    ¿Qué hago yo con todos los cables que tengo?, dicen. Hay adaptadores, pero cuidado, algo está empezando a cambiar. Apple ha vendido, hasta ahora, sus cables y adaptadores al precio que les ha parecido. Sus clientes los compraban con ilusión. Ahora, están empezando a comprarlos por obligación. ¿Seguirán dispuesto a pagar lo mismo que antes por un simple cable?.

    Undécima clave: En cada innovación tienes que tener en cuenta todas las claves, las del post anterior y las de este. Si no, puede que llegues a creerte que el mercado va a aceptar cualquier cosa que presentes, y eso nunca pasa. Ni siquiera a Apple le pasa.

    Como dije en el punto anterior, Apple ha olvidado que tiene que ilusionar. Un detalle simplemente: El dorso del iPhone era de cristal, nadie antes había hecho eso, colocar cristal en un teléfono era rompedor. Ahora es de aluminio, más resistente, sí, pero el mercado del iPhone no busca lo práctico, sino lo único, lo distinguido. Y ya existen fabricantes, desde hace mucho tiempo, que usan aluminio en sus terminales. Si empiezas a copiar a tu competencia, entonces dejas de ir por delante y empiezas a ir detrás de ellos.

    Duodécima clave: El primero va por delante hasta el momento en que su ritmo depende de la velocidad que lleva va el segundo. En el momento que una empresa lanza productos en función de lo que hace su competencia, deja de ser líder. Deja de marcar tendencia.

    Moraleja. La innovación es necesaria, imprescindible diría yo. Pero la innovación, como dije en su momento, implica no imitar, sino reinventar. Y para hacerlo, aunque seas el primero, tienes que pensar como si fueses el último, con ansia de líder.

    No hay comentarios