Las Startups no se construyen, las Startups nacen, crecen y evolucionan

    Que sirva este post como una reflexión en voz alta, una reflexión que, por desgracia he tenido la mala suerte de compartir – con Proyectos cercanos – con otros Emprendedores.

    Parece que Emprender en Internet es sencillo pero no es así. Internet ofrece un montón de ventajas que los Emprendedores podemos aprovechar si las conocemos y, por supuesto, sabemos usarlas adecuadamente.

    La esencia de una Startup es conseguir desarrollar un modelo de negocio innovador gracias a la tecnología y hacerlo crecer exponencialmente. Esto no implica una grandísima inversión inicial sino, más bien, todo lo contrario.

    Pues es aquí dónde a día de hoy, aún fallan muchos Proyectos. Aunque no lo parezca hay personas con dinero que quieren emprender en Internet. Personas que tienen experiencia en negocios tradicionales – del mundo offline – y que creen que con el mejor equipo de economistas, de desarrollo de negocio y de programadores acompañado de una inversión inicial millonaria se puede construir una Startup y acertar a la primera ….. hoy en día esto, es un error.

    Las Startups nacen de un sueño, crecen en forma de Beta y evolucionan gracias a la Inversión pero nunca al revés. No debemos creer que si disponemos de 500.000€ para gastar en un Proyecto nos lo debemos gastar todo para hacer la Beta del mismo …. esto no puede ser señores …

    La Beta de una Startup es de vital importancia porque es el hito que se debe cumplir para empezar a medir los primeros resultados e intentar dislucir si estamos ante un Proyecto innovador y atractivo para nuestros futuros clientes.

    La Beta de una Startup es como ese diamante en bruto que está en una mina y que conseguimos con mucho esfuerzo … esfuerzo que no cesa hasta que lo limpiamos, pulimos y conseguimos que reluzca en todo su esplendor y todo el mundo quiera verlo y tocarlo.

    No podemos comprar el mejor diamante del mundo sin haber comprado ninguno antes y luego pensar qué hacemos con él …. por desgracia esto pasa.

    El mensaje de este post es:

    No invirtamos demasiado en lanzar la beta de nuestro Proyecto porque corremos un doble riesgo: Que nos equivoquemos totalmente con lo desarrollado y que partamos de una valoración de nuestro Proyecto tan elevada que sea una gran barrera de entrada a posibles Inversores. Si esto ocurre, tendremos que invertir otra millonada en evolucionar el Proyecto por lo que el ciclo vuelve a empezar y, normalmente, suele ir relacionado con el fracaso.

    No hay comentarios