Los 7 típicos errores financieros de las Startups

    TodoStartups_GeneralArtículo original de Peter Karpas.

    Como CEO de la empresa de software de contabilidad Xero, Peter Karpas es un apasionado en ayudar a los dueños de negocios a comenzar, a desarrollarse y a crecer con las herramientas financieras adecuadas y la debida orientación. Antes de Xero, Peter trabajó durante más de una década en una variedad de roles de liderazgo ejecutivo, tanto en PayPal como en Intuit.

    La temporada de impuestos de este año por fin se ha acabado. Y muchas personas, tanto los propietarios de pequeñas empresas como los consumidores, están respirando con un suspiro colectivo de alivio. Sin embargo, hay una diferencia fundamental entre las empresas y las finanzas personales cuando se trata de impuestos.

    Mientras que el “ciudadano medio” puede no tener que preocuparse acerca de los impuestos de nuevo hasta el próximo año, “Joe, el dueño de una pequeña empresa” tiene que empezar a pensar en su próxima declaración de impuestos trimestral ahora. Sí, para el pequeño empresario, el recaudador de impuestos viene cuatro veces al año.

    Si bien esto está destinado a causar cierta ansiedad, no tiene que resultar abrumador. Con una planificación adecuada y las herramientas financieras adecuadas, muchos dueños de negocios pueden aproximarse a cada presentación con confianza.

    Para el empresario que haya logrado esto, le aplaudo. Y para el resto, para empezar en la senda del camino correcto para el próximo año aquí tienes siete pasos en falso financieros que son comúnmente pasados por alto por las pequeñas empresas:

    1. No mantener los registros financieros al día:

    Este es el principal error que los propietarios de pequeñas empresas cometen y también el más importante de remediar. Aunque parece lógico mantener registros exactos y en fecha, es más fácil decirlo que hacerlo. Nadie quiere centrarse en las cuentas por pagar, las cuentas por cobrar y el flujo de caja al final de un largo día, por lo que esta parte importante del negocio es a menudo pasada por alto.

    Una forma de ayudar a gestionar esto es emplear herramientas financieras que hagan el trabajo por ti. La nube ha abierto un sinfín de aplicaciones que pueden “hablar entre sí” y automatizar los servicios de back-end . Además, la capacidad del cualquier momento y del cualquier lugar en la nube y los smartphones hacen que puedas actualizar tus libros sobre la marcha.

    2. Saltarse la elaboración del presupuesto anual y las previsiones financieras (la memoria):

    Si no tienes algo para medir en contra, ¿Cómo saber si estás en el buen camino? Los datos son el conocimiento, por lo que crea un plan sencillo basado en tus ideas de negocios y en el conocimiento de las tendencias del mercado para pronosticar con antelación y planificar en consecuencia.

    3. No citarse regularmente con un profesional de la contabilidad:

    Retira parte de la carga al trabajar regularmente con un profesional de la contabilidad y utiliza su experiencia para tu beneficio. De hecho, una encuesta reciente entre 400 contables de la empresa de análisis Zogby, encontró que un 65 por ciento recomiendan a los dueños de negocios que se reúnen con su homólogo de la contabilidad por lo menos una vez al mes para mantener una buena situación financiera. (El estudio fue encargado por Xero .)

    4. La clasificación errónea de empleados:

    Este problema se está volviendo cada vez más importante a medida que más empresas subcontratan trabajos a externos. Dedica el tiempo necesario para estudiar qué trabajos debes externalizar porque de ellos depende que ese dinero invertido lo consideres como un gasto ó como una Inversión por las deducciones que puedes aplicar a los mismos.

    5. No constituir una sociedad:

    No constituir una sociedad no es una opción. La mayoría de las pequeñas y medianas empresas eligen una presentación S.Corp o LLC , debido a efectos fiscales, lo que significa que presentas tu declaración de impuestos de empresa, al mismo tiempo que tu impuesto sobre la renta, pero las entidades se mantienen separadas – En España equivale a adpotar figuras de Profesional independiente y otras en lugar de constituir una SL desde el inicio -.

    Esto proporciona un poco de seguridad extra en que , si algo va mal con tu negocio, no perderás tu patrimonio personal con él.

    6. La incorrecta denominación de tu empresa-sociedad:

    La elección correcta de la estructura jurídica (es decir, LLC, S Corp or Corp. ) puede ser confusa, pero vale la pena poner un poco tiempo. La mayoría de las pequeñas empresas optan por una S.Corp o LLC . Es importante tener una idea de cómo desea estructurar tu negocio y luego presentar en consecuencia. Pero lo más importante, asegúrate de archivar – Consultar los artículos, en TodoStartups.com, sobre los tipos de Sociedades -.

    7. Mezclar los gastos personales con los de la empresa:

    Las pequeñas empresas gozan de exenciones de impuestos y amortizaciones que generalmente no están disponibles para la población en general. Estas incluyen deducciones por oficina, kilometraje, algunas comidas de negocios, servicios públicos y gastos de viaje. Asegúrate de que estás tomando ventaja de esto y de no dejar dinero sobre la mesa, pero ten cuidado de no pasarte, las deducciones excesivas son uno de los mayores desencadenantes de una inspección.

    Una buena salud financiera es algo que hay que fomentar los 365 días del año. Evita los “pecados” financieros y el uso de las estructuras financieras adecuadas para mantener a tu empresa en el camino correcto.

    Fuente: http://www.entrepreneur.com/article/233664

    No hay comentarios