Manual del Mal Empresario: Guía paso a paso por @EGAFutura

    Juan Manuel Garrido - Blogger en TodoStartupsDesde TodoStartups hemos preparado una lista de los errores que, a nuestro parecer, son los más comunes en los negocios. Son sólo unos cuantos pero creemos que son los primeros con los que te toparás al administrar una PyME, así que a continuación te presentamos el Manual del Mal Empresario.

    Paso uno: Debes ser demasiado generoso con tus empleados

    En muchos lugares verás como consejo que cuides a tus trabajadores, que los mantengas contentos para generar gratitud y lealtad hacia tu empresa. La parte de esta historia que nadie te dice es que hay una línea muy delgada entre ser generoso y dejar que se aprovechen de ti.

    No debes dar a tus empleados todo lo que te pidan, ellos deben ganárselo. Cuando un empleado se acerque a pedirte algo no se lo des pero tampoco lo descartes de inmediato, mejor trátalo como una negociación. Lleguen a un acuerdo donde ambas partes salgan beneficiadas.

    Esta clase de técnicas mejorarán la productividad de tu empresa, con los estímulos adecuados un trabajador puede mejorar mucho su desempeño.

    Paso dos: Debes ser amigo íntimo de tus trabajadores

    Cuando se trata de negocios, entre más profesionalismo mejor. En una empresa todos deben estar conscientes de que lo primero es el trabajo y las relaciones interpersonales deben ser estrictamente serias.

    No se trata de negar todo tipo de interacción con las personas que trabajan para tu empresa, se trata de dejar en claro que no deben confundir amabilidad con una oportunidad para aprovecharse de ti.

    Tan pronto como una persona se sienta demasiado cercana a ti, aprovechará cualquier oportunidad para pedirte favores y un trato especial.

    No es malo cumplir favores (hacer feliz a tus empleados es una parte importante de tu negocio), pero llegará el momento en que tus empleados ya no sólo pedirán, sino que te exigirán que les des más. Así que cuida mucho el modo en que te relacionas con ellos.

    Empresas_bancarota_EGAFutura

    Paso tres: Debes ser muy presumido

    A todos nos agrada que las cosas nos salgan bien, ser el centro de atención y hablar cómo nos va. Pero debes tener cuidado, hablar de más puede dañar tu imagen.

    Cuando tratas de ayudar a alguien, dar un consejo o compartir un poco de tu éxito, encontrarás personas que pensaran que sólo eres un fanfarrón.

    Las empresas que manejan sus negocios internos de manera discreta son las que obtienen mejores resultados. Tener iniciativa y ser atrevido pueden conseguirte cosas buenas, pero siempre debes tener cuidado de no ser demasiado irrespetuoso.

    Al momento de hacer negocios no trates de impresionar a tus clientes presumiendo tus logros, mejor enfócate en ofrecer un buen servicio.

    Paso cuatro: No Ahorres

    En esta profesión siempre atravesarás por buenos y malos momentos, como en una auténtica montaña rusa. Uno de los peores errores que puedes cometer es no contar con un ahorro con el que puedas sobrevivir los tiempos difíciles.

    Debes ser muy cuidadoso al gastar el dinero que ganas, no importa si por el momento las cosas van muy bien, nunca sabrás cuando enfrentarás una mala racha.

    Imagina que sufres una demanda comercial muy grande y pierdes todo… ¿De qué manera podrías superar un obstáculo de esta naturaleza? Claro, con un ahorro.

    Recuerda que el dinero nunca sobra y todo lo que no gastes hoy, lo podrás gastar mañana.

    Exito_fracaso_PyME

    Paso cinco: Paga poco y pide mucho

    Lo más común es que los empresarios se inclinen por contratar gente que cobra poco, el problema con pagarles poco a tus trabajadores es que no puedes esperar mucho de ellos a cambio.

    Un buen empresario sabe que el talento es costoso, pero es lo que se necesita para alcanzar el éxito.

    Cuando tienes a personas realmente capacitadas a tu disposición puedes pasar menos tiempo preocupándote por el desempeño de tus empleados y enfocarte en hacer crecer tu empresa.

    Si contratas a una buena persona inteligente con el salario adecuado, no sólo lo alentarás a que trabaje mejor, también garantizarás que permanezcan por más tiempo contigo. Recuerda que lo más importante es saber reconocer la capacidad de tus empleados, para que ellos respondan por la empresa.

     Paso seis: No hagas Publicidad

    Si la gente no conoce tu marca, si no apareces en la prensa local y no cuentas con una buena campaña de publicidad, entonces estás desperdiciando muchas oportunidades de negocios. Cuando se trata de cerrar tratos, conseguir inversionistas o vender tus productos, la prensa te ayudará muchísimo.

    Si las revistas, los periódicos o los blogs más famosos hablan bien de tu empresa, eso quiere decir que la gente querrá comprar tus productos.

    Es algo muy sencillo, si la gente conoce tu marca pensará en ella cuando necesite alguno de los productos que ofreces.

    Cuando se trata de publicidad, nunca es poco. Te darás cuenta que entre más inviertas en darte a conocer, mayor será el número de tus clientes.

    Manual_del_Mal_Empresario_EGAFutura

    No hay comentarios