El poder de las palabras multimillonarias por @JoshuaAriel

    He de confesar que de vez en cuando me gusta soltar alguna expresión desafiante para conocer de qué manera piensan las personas que me rodean.

    En mi último artículo “Si vas a Emprender, confía en tí mismo: No necesitas más” señalé que me encontraba en medio de los exámenes finales de la universidad. En una de esas charlas de colegas que se tienen en la cafetería cuando se sale de la biblioteca dije: ¡Voy a ser multimillonario!

    (Antes de describir los gestos de mis compañeros he de decir que me encanta observar cómo cambian sus rostros ante semejante afirmación).

    Podría describir sus gestos como sonrisas disimuladas, hasta que alguien dijo: yo quiero ser feliz, el dinero no me importa. Y yo me pregunto ¿qué relación existe entre ser rico y feliz? (Creo que puedes ser rico o pobre y ser feliz o infeliz, todo lo demás es una simple excusa).

    Hasta que Luis (personaje ficticio) dijo: yo tengo muy claro que no voy a ser rico, como mucho tendré un buen sueldo, pero mi mujer si lo será y yo seré un amo de casa. (Omito opinión).

    La verdad es que no se trata de ser rico o pobre, se trata de apalancamiento. Tus palabras poseen poder, en la boca está el poder de la vida y de la muerte.

    Si quieres ser feliz di: soy feliz y quiero seguir siéndolo. Si quieres ser rico di: voy a ser rico, pero empezaré siendo feliz hoy.

    Usa el apalancamiento en tus palabras para llegar a donde quieres.

    Las palabras de hoy son el resultado de mañana.

    Si quieres encontrar más palabras de éxito lee “Diario Emprendedor”: http://itun.es/i6J32XN 

    No hay comentarios