Para #Emprendedores: ¿Qué puede “frenar” tus ganas de emprender? by @JoseMPujolH

    Hace unos días atrás mi esposa y yo fuimos víctimas de un pequeño choque. Veníamos en el coche de un amigo saliendo de una reunión cuando de repente al detenernos en un semáforo sentimos el golpe de otro coche que nos había llegado por detrás. Afortunadamente no fue tan duro y los daños fueron menores. Creo que a la mayoría nos ha pasado.

    Son aspectos externos que interfieren en tu “viaje” y causan retraso en tu “destino”. En el emprendimiento sucede lo mismo. Tienes esa idea o proyecto que quieres llevar a cabo y surgen cosas externas que retrasan las acciones y debes modificar tu ruta, tiempo y esfuerzo para resolver los problemas y seguir adelante.

    Esto me hace pensar en aquellas cosas que pueden hacer “frenar” las ganas de emprender. Aspectos externos que como piedras en el camino interrumpen tu velocidad y entusiasmo. Son muchas las cosas que pueden frenar a un emprendedor: Falta de financiamiento, legislaciones contrarias por parte a los gobiernos, largos y burocráticos trámites legales, intereses personalistas por parte de posibles inversionistas, altos costos de alquiler en locales comerciales, et …

    Tienes las “ganas” pero tantas “piedras” te desaniman y hacen pensar que es muy difícil o casi imposible convertir tus ideas en emprendimientos sólidos que en el futuro sean empresas rentables que puedan aportar valor a la sociedad  y sean fuentes de empleo que beneficien a otros. Sin embargo, esto me recuerda la historia del corredor John Stephen Akhwari de Tanzania quien en las Olimpiadas de Ciudad de México de 1968 cuando ya era de noche y las medallas del maratón ya habían sido entregadas hace más de una hora, los espectadores se estaban retirando del estadio azteca cuando lo vieron venir con su pierna ensangrentada mal vendada y el hombro dislocado.

    Había arrastrado su pierna los últimos 400 metros y completado así el maratón. Cuando le preguntaron a Akhwari por qué no se había retirado del maratón, considerando que no tenía oportunidad alguna de ganar la carrera el tanzano se mostró confundido ante la pregunta. Finalmente contestó: “Mi país no me envío a Ciudad de México para que empezara la carrera. Me envío para que la terminara”.

    Esta historia es más que inspiradora para mí. Me hace reflexionar sobre la actitud que debemos tener los emprendedores a la hora de enfrentar todos esos obstáculos externos que se nos presentan. La verdad es que a veces parecen abrumadores. Imposibles de sortear. Pero es precisamente esa actitud irreverente del emprendedor lo que hace que busque con paciencia el “camino” por el cual avanzar. Un emprendedor se caracteriza porque hace todo lo que está a su alcance para lograr que las cosas sucedan.

    Se las ingenia para conectarse con la gente clave que pueda apoyarle en su emprendimiento, tal vez no conoce al que le puede financiar pero es amigo del que sí conoce al financista, asiste a eventos valiosos para su idea, está dispuesto a ofrecer servicios gratuitos para aumentar su marketing relacional que lo pueda posicionar en la mente se sus potenciales clientes. El emprendedor se convierte en una especie de “James Bond” que siempre logra su objetivo. Un Akhwari que solo mira la meta final.

    El emprendedor por encima de todo se caracteriza porque termina sus carreras y tu definitivamente eres uno de ellos! Que nada “frene” tus ganas de emprender!

    José Manuel Pujol Hernández

    1 Comentario

    Dejar respuesta