Para #Emprendedores: Un nueva educación Emprendedora by @JMartinezAmo

    En mi anterior artículo – El Emprendedor joven mirando desde la barrera – para esta página empezaba a comentar el tema de la educación en el terreno emprendedor. Decía que tal vez debería haber una formación pública dedicada exclusivamente al “oficio” de emprender. Vamos a entrar un poco más en materia.

    A día de hoy los políticos se llenan la boca con lo que van a ayudar a los emprendedores, pero al final el sistema siempre se queda dando vueltas a lo mismo. Por un lado tenemos algunas enseñanzas privadas, tipo “MBA emprendedores”, que están sólo al alcance económico de unos pocos. Por otro tenemos cursos, incubadoras de proyectos con pocas plazas y pequeños concursos financiados por gobiernos autonómicos principalmente.

    En mi opinión estamos andando en el camino equivocado. Por un lado hay que lograr el reconocimiento de la profesión, esquivando ese factor psicológico de la sociedad española que mira con temor al fracaso. Como medida de urgencia, ya que cambiar la mentalidad de un país a corto plazo es imposible, proponía crear escuelas públicas de emprendedores.

    En estos sitios se podría centralizar una enseñanza con distintas especialidades según la rama de procedencia, y además se enlazaría con los distintos recursos ya existentes (incubadoras, concursos, ayudas, charlas, encuentros…). Funcionarían a su vez como centros de networking en los que los jóvenes no sólo emprendieran, sino que crearan una auténtica cultura startup.

    Otra propuesta, a priori más sencilla, sería exigir a todas las escuelas politécnicas y de empresariales que orientaran sus proyectos fin de carrera a proyectos de empresa. Esto se conseguiría haciendo equipos multidisciplinares de tres o cuatro miembros que trabajaran en equipo para hacer una startup. Veríamos a ingenieros, informáticos, expertos en marketing o finanzas e incluso técnicos de FP trabajando juntos, a pesar de ser desconocidos al principio del proyecto.

    Las dificultad principal a vencer sería buscar a las personas adecuadas para gestionar tal cantidad de equipos y proyectos (a buen seguro muchos profesores se desentenderían). Sin embargo si se crearan las escuelas de emprendedores, como ya he dicho, podrían ocuparse de centralizar todo lo relacionado con ellos y por tanto también los proyectos universitarios y de FP.

    Esto es solo una idea para nuestros políticos. Opciones hay miles, pero no hay peor sordo que el que no quiere oir.

    Javier Martínez Amo

     

    No hay comentarios